Foto: Especial
Las verificaciones se realizarán de forma sorpresiva y quien incumpla con lo establecido, será sancionado e incluso se le revocará el permiso de Operación

Este fin de semana comenzaron los operativos contra la venta de celulares, bebidas alcohólicas y medicamentos en la Ciudad de México, además de la realización de tatuajes, perforaciones y/o micropigmentación.

Al encabezar el arranque de estos operativos, la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, señaló que las verificaciones serán de forma sorpresiva y las realizarán personal de las 16 alcaldías en coordinación con las Secretarías de Gobierno, de Desarrollo Económico, de Seguridad Ciudadana, de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, así como la Procuraduría General de Justicia de la capital.

La funcionaria capitalina dijo que en caso de que alguien incumpla con lo establecido, será sancionado e incluso se le revocará el permiso de Operación.

El 9 de julio fueron publicados, en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, los lineamientos de operación de mercados móviles en la modalidad de tianguis, bazares y complementarios en la Ciudad de México, las cuales prohíben la venta de celulares, bebidas alcohólicas y medicamentos, así como la realización de tatuajes, perforaciones y/o micropigmentación, con el fin de evitar riesgos sanitarios.

El objetivo: terminar con el robo a celulares

El pasado 8 de julio, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que se busca aumentar las penas por el robo de teléfonos celulares, mediante una iniciativa de reforma al Código Penal capitalino que ya se envió al Congreso local.

También anunció medidas para que los ciudadanos no fomenten la compra de esos equipos, y que en caso de ser víctimas de robo, puedan bloquear el aparato que les pertenecía.

Con la campaña #BloqueaTuCel, buscan que la gente registre en el sistema Locatel el número IMEI (Internacional Mobile System Equipment Identity, por sus siglas en inglés) de su celular, pues en caso de robo o extravío, se puede bloquear el aparato.

Al llamar a Locatel en caso de siniestro, el teléfono quedaría bloqueado e inservible para su reventa.

Para conocer el número IMEI solo se necesita marcar *#06#, y se desplegará la clave compuesta por 15 digitos.

Con una llamada a Locatel, al 5658 1111, o a través del sitio de internet de #BloqueaTuCel, se puede registrar el IMEI del equipo, y en caso de robo, se puede bloquear a distancia.

Una vez hecho eso, la víctima puede bloquear su número telefónico, para que no se realicen llamadas a su nombre.

Claudia Sheinbaum ha insistido en que el robo de celular "no es un robo cualquiera", pues implica robarse la identidad de un ciudadano, por la cantidad de información personal que los teléfonos tienen de sus dueños.

En cuanto a la modificación del Código Penal para tipificar como delito grave el robo de celulares, la Jefa de Gobierno dijo que el Congreso local "ya está definiendo un periodo extraordinario para probar tanto la Ley de Seguridad Ciudadano como las modificaciones al Código Penal.

"No nos vamos a cansar y vamos a buscar todas las estrategias para disminuir los delitos", aseguró Sheinbaum.

Datos del gobierno capitalino calculan que el robo de celulares implica un daño patrimonial de 9 millones 800.000 pesos diarios, considerando un precio promedio por aparato robado de 3 mil pesos. Se calcula que casi 2 mil celulares son robados al día.