Foto: AP
Un hombre mata a 39 personas en una discoteca turca. Dieciséis de los muertos son extranjeros. Hay decenas de heridos

Un hombre entró la pasada madrugada en la elitista sala de fiestas Reina en Estambul, junto al Bósforo, y asesinó con un arma de largo alcance a 39 personas, entre ellos 16 extranjeros, según el ministro de Interior. Hay 69 heridos. Cerca de 500 personas celebraban el Año Nuevo.

El terrorista ha conseguido huir, según el Gobierno turco. "Nuestra policía ha puesto en marcha una operación y esperamos que sea capturado pronto", dijo el ministro. 

“Vinimos aquí a pasar un buen rato, pero de pronto todo se transformó en caos y en una noche de horror”, ha explicado a AFP un turista italiano llamado Maximilien. Mehmet Dag, 22 años, pasó por la discoteca en el momento del tiroteo. Según cuenta en el diario The Guardian, Dag dice que vio a un sospechoso disparar contra un agente de policía. "Una vez que entró, no sabemos qué pasó. Sonaban disparos y a los dos minutos una explosión".

"Un terrorista abatió a un policía que controlaba la puerta principal con un arma de largo alcance y mató a un civil antes de acceder a la sala y atacar a personas inocentes", apuntó el el gobernador de la metrópolis turca, Vasip Sahin, citado por la agencia oficial Anatolia.

Las primeras imágenes apuntan a un hombre encapuchado con un pantalón y sudadera negra disparando a las puertas de la discoteca contra todo lo que ve a su paso. 

Foto: AP
Foto: AP
Foto: AP

El atentado supone otro golpe mortal para Estambul,  sacudida entre el fuego de los yihadistas del Estado Islámico y los rebeldes kurdos.

Foto: AP
Foto: AP