Onésimo Flores Dewey, empresario y fundador de Jetty | Foto: Vanguardia
Los nuevos servicios de transporte deben adaptarse a las necesidades de los usuarios, apuntó Onésimo Flores

Luego de que la Secretaría de Movilidad (Semovi), realizara un operativo en el servicio SVBUS que cubría las rutas de Acoxpa-Santa Fe y Acoxpa Auditorio, en donde aseguró que la empresa asociada con Jetty operaba bajo “irregularidades” y decidió incorporar la Red de Transporte de Pasajeros de la Ciudad de México (RTP), el fundador de Jetty, Onésimo Flores aseguró que continúan buscando la expansión del servicio en otros puntos de la Ciudad de México. 

Con la eliminación de este permiso para los concesionarios, Onésimo expuso que más de 17 mil personas se quedaron sin la posibilidad de tener un servicio de primera calidad como lo es el servicio de transporte que ofrece Jetty

“La realidad es que los problemas de movilidad de las ciudades mexicanas son tan complejos que no necesitamos más y no menos opciones, más alternativas, necesitamos atacar de manera más creativa cómo generamos un servicio que sea sustentable financieramente, pero que al mismo tiempo le de a la gente que tiene la alternativa de viajar en coche, la posibilidad de bajarse feliz y subirse a un autobús y eso no se va a lograr mientras no ofrezcamos una mayor calidad de servicio, que fue lo que logramos y en este caso, yo creo que debe ser un caso de estudio", dijo. 

A pesar de ellos sostuvo que continuará con la exposición del servicio de transporte en puntos como Ecatepec, donde ya se han realizado algunas pruebas piloto durante el mes de enero y principios de febrero. 

"En este momento estamos en un proceso de expansión muy notable, las camionetas que estamos operando sin ningún problema y sin ninguna discusión o debate regulatorio hasta el momento, pues es un modo de servicio que estamos ofreciendo", dijo. 

"Estamos buscando alternativas más asequibles en barrios más populares, hace un mes por ejemplo empezamos a trabajar en Ecatepec, en unas zona sumamente conflictiva, ofreciendo servicio que va desde San Andrés de la Cañada, que es una zona complicada hacia el metro Indios Verdes, de la mano con un empresario concesionario y de la mano con junto con la autoridad que está abierta a que encontremos estas oportunidades de usar tecnología para hacer pilotos y poder evaluar el uso de una plataforma tecnológica", añadió. 

Asimismo, apuntó que los nuevos servicios de transporte deben adaptarse a las necesidades de los usuarios y al contexto de seguridad que se vive actualmente. 

“Hay cambios muy pequeños que cambian la percepción de una persona de manera sustancial, por ejemplo, una persona que va a viajar sentada en un trayecto largo pues sabe que no va a batallar con problemas de acoso sexual, que no le van a robar”, concluyó.