La experiencia ha comprobado en repetidas ocasiones que en el balompié mexicano puede ocurrir de todo... ¡Hasta lo que es normal!, de modo que no debe extrañarnos que luego de que el Rebaño Sagrado ganara sus tres últimos partidos, se hayan echado las campanas al vuelo, llenando de elogios al director técnico argentino Matías Almeyda, llegando hasta a mencionar que son serios aspirantes al título de liga ¡Por favor!... Seamos serios. 

Es verdad que en nuestro país la Liguilla es otro torneo y que, como lo cantó nuestro máximo representante de la canción vernácula, José Alfredo Jiménez, “no hay que llegar primero; sino hay que saber llegar”. Pero las Chivas, aunque marchan en octavo lugar, no han logrado el ansiado boleto para participar en la “gran fiesta”; es más, ni siquiera se han salvado aritméticamente del descenso, por eso no me alarma escuchar a su propietario el “Pinocho de Oblatos” fanfarronear (como es su costumbre) con que “van a ser campeones”, lo que me aterra es que le hagan caso y le den crédito a sus ilusas fantasías. 

En los casi 14 años que lleva al frente de los caprinos, su cosecha de títulos ha sido demasiado magra. Se coronó campeón de liga en el 2006 y recientemente ganó la Copa. Y eso que al Guadalajara lo conocen como “el campeonísimo”. Digo, el chiste se cuenta solo. Es más, siempre se menciona a las Chivas como uno de los cuatro grandes del futbol nacional. Sinceramente pienso que tal vez son un equipo histórico, pero no un equipo grande. 

Ahora todo son alabanzas para Matías Almeyda, pero inexorablemente correrá la misma suerte que más de 20 directores técnicos que le han precedido y que en su momento fueron calificados por Vergara como “el mejor del mundo”, para luego ser despedidos ignominiosamente de la institución, porque en Chivas las palabras “trabajo a largo plazo” las han borrado de su diccionario. 

Y para acabarla de amolar, está el caso de ese chamaquito a quien le apodan “La Chofis” y a quien ya han convertido en el “Pelé caprino”. Solamente ha jugado 120 minutos en el torneo (cierto que ha metido 3 goles), pero ya lo ponen a ejecutar los penales (que por cierto falló) y también dan por un hecho que va a jugar a corto plazo en el viejo continente. Con que poquito pinole les da tos... Calma y nos amanecemos. 

Correo: ebrizio@hotmail.com