Preocupa la escasez de dosis en estados que reportan 20 mil contagios al día. AP
Hasta el viernes por la mañana, se habían distribuido casi 39.9 millones de dosis de las vacunas Pfizer y Moderna a los estados, pero sólo se habían administrado alrededor de 19.1 millones

WASHINGTON, EU.- Centros sanitarios a través de Estados Unidos han tenido que comenzar a cancelar miles de citas para suministrar la vacuna contra el COVID-19 ante la escasez de dosis, lo que está provocando desesperación e interrogantes sin respuesta de funcionarios de salud.

La situación es especialmente grave en Texas, que tiene un promedio de alrededor de 20 mil nuevos casos al día, lo que genera preocupaciones sobre si los funcionarios podrán frenar la propagación cuando no puedan conseguir las vacunas que necesitan desesperadamente para hacerlo, indicó ayer The New York Times.

Igualmente destacó que la sensación de caos en la distribución, no sólo en Texas sino en una variedad de estados, está poniendo al descubierto cómo los funcionarios locales están luchando para llenar el vacío dejado por la falta, hasta esta semana que se posesionó como presidente Joe Biden, de una respuesta integral a nivel federal. Los funcionarios de salud que intentan encontrar una respuesta están desconcertados por los informes de que millones de dosis disponibles no se utilizan.

El rotativo señaló situaciones similares de cancelación de citas en otros estados entre ellos Hawai, donde cancelaron 5 mil citas.