Beneficiados. Santos estará arropado por su afición en su primer partido del Apertura 2019.
Los “guerreros” tuvieron seis victorias, cuatro empates y siete derrotas y quedaron en la posición 11 en la tabla general del Torneo Clausura 2019 y tan mal fue la situación para un equipo que se acostumbra a los primeros lugares, que llegó como técnico el uruguayo Guillermo Almada

 TORREÓN.- Luego del fracaso en la pasada campaña, Santos Laguna y Chivas de Guadalajara se enfrentan con la necesidad de triunfos y el protagonismo, en duelo de la jornada uno del Torneo Apertura 2019 de la Liga MX.

Los “guerreros” tuvieron seis victorias, cuatro empates y siete derrotas y quedaron en la posición 11 en la tabla general del Torneo Clausura 2019 y tan mal fue la situación para un equipo que se acostumbra a los primeros lugares, que llegó como técnico el uruguayo Guillermo Almada.

El sudamericano dirigió los últimos tres cotejos del torneo anterior, con victorias en casa por 2-1 a Querétaro y 5-2 a Pumas de la UNAM; perdió de visita ante América por 1-0, así que tiene la encomienda de mantener el invicto en su estadio.

“Uno de los objetivos que tenemos es hacer una fortaleza del Estadio Corona, aunque son las mismas metas de local que de visita, porque no vamos a cambiar la forma de jugar. Estamos con muchas ganas de competir”, indicó el estratega.

Para el equipo de Guadalajara hay un panorama gris y más cuando con este inicio en el Torneo Apertura 2019 se empalma con su participación en la International Champions Cup 2019.

El martes jugó y perdió ante el club italiano Fiorentina por 2-1; ayr enfrentó al portugués Benfica en San Francisco, California y el hoy jugará ante Santos, para luego viajar a Dallas, Texas y medirse contra el español Atlético de Madrid, el martes.

Todo esto se da en una crisis de resultados, porque en la anterior campaña ganó en cinco ocasiones, empató en tres y perdió en nueve, marcó 16 goles y recibió 21, para concluir en la posición 14 de la tabla.

Después de caer 2-1 ante Pumas de la UNAM, en la jornada 12 del torneo anterior, la directiva rojiblanca despidió al técnico uruguayo José Saturnino Cardozo, luego Alberto Coyote dirigió un encuentro como interino, mismo que perdió por 1-0 ante Lobos BUAP.

Luego la directiva presentó a Tomás Boy como entrenador y no ha podido levantar.

En el plano directivo, el pasado 24 de junio, el dueño Jorge Vergara dimitió como presidente de Chivas de Guadalajara y nombró a su hijo Amaury en el puesto, y de inmediato se dio la salida de José Luis Higuera como director deportivo, lo cual fue aplaudido por la afición rojiblanca.

Antes de ese movimiento, Amaury ya gestionaba para este torneo y convenció al defensa Oswaldo Alanís de volver al equipo, así que salió del Oviedo, de la segunda división del futbol español, a pesar de tener todavía un año de contrato.

Regreso del portero José Antonio Rodríguez y llegó Oribe Peralta, quien a pesar de sus 35 años de edad, nadie puede negar que puede aportar para Chivas. Notimex