Las empresas productivas del Estado deberán destinar 171 mil 558 millones de pesos en 2021 para pagar intereses, comisiones y gastos por los compromisos financieros. Foto: Tomada de Internet
Las empresas productivas del Estado deberán destinar 171 mil 558 millones de pesos en 2021 para pagar intereses, comisiones y gastos por los compromisos financieros

A diferencia del gobierno federal, que reducirá el costo financiero de la deuda pública de 2021, las empresas productivas del Estado —Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE)— tendrán una carga más pesada para cumplir con este compromiso.

En la Exposición de Motivos del Paquete Económico del próximo año, el Ejecutivo explica que las compañías petrolera y electricista desembolsarán 171 mil 558 millones de pesos para sufragar esa obligación de pagar intereses, comisiones y gastos de la deuda.

El monto que tendrán que gastar para el costo de la deuda será 13.8% mayor en 2021 en comparación con los 150 mil 693 millones de pesos que se programaron aplicar este año para el mismo fin.

El plan económico que presentó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador considera destinar 723 mil 899 millones de pesos para atender el costo financiero de la deuda pública presupuestaria y erogaciones para los programas de apoyo a ahorradores y deudores de la banca del próximo año.

De ese total, Pemex y CFE tendrán que contribuir con 23.7% del total, una proporción que también crecerá si se toma en cuenta que es de 20% en este año.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos, el gobierno plantea dotar de 544 mil 598 millones de pesos a la empresa petrolera para el siguiente año, una cantidad 0.6% mayor que la que se programó para este 2020.

De acuerdo con los argumentos del Ejecutivo, con esos recursos se le permitirá atender procesos productivos, de distribución, comercialización y compromisos financieros.

La inyección de recursos que se propone va al margen de los resultados de la compañía a cargo de Octavio Romero Oropeza, que en el primer semestre de 2020 reportó una pérdida neta de 606 mil 588 millones de pesos, por los menores precios del petróleo de exportación, caída en ventas y depreciación del tipo de cambio.