El joven de 28 años escogió un cuarto oscuro de su vivienda para quitarse la vida. Foto: Vanguardia/Efrén Maldonado
Juan David había intentado matarse cortándose las manos, pero no lo logró; ayer consiguió su cometido
“Les voy a cumplir lo que les había dicho, ahora si van a ver”, fueron las últimas palabras que dijo Juan David Cortez Pérez, de 28 años, a su esposa y familia; con quienes sostenía ya algunos problemas. 
 
Se quitó la vida ahorcándose dentro de su domicilio en la colonia María de León a las 02:00 horas de la madrugada de este sábado. Días antes, según un familiar, ya se había cortado las manos para desangrarse pero no lo logró. 
 
Juan David ató una cuerda a su cuello y el otro extremo a unos clavos que estaban en la pared, después se dejó caer y terminó con todo. 
 
Su casa es de fachada amplia, la puerta principal justo en medio, entrando principalmente hay unas escaleras y de lado derecho hay unos cuartos, los cuales siempre están oscuros porque no tienen luz. Ahí fue donde escogió como mejor lugar para quitarse la vida y demostrar que lo que decía no era mentira. 
 
Su esposa a quien le dicen “La China”, en ese momento no estaba en casa, cuando ella llegó a simple vista no lo vio, hasta que pasó por ese cuarto al que le llegaba poca luz de afuera y lo vio muerto. 
 
Rápidamente dio aviso a sus familiares cercanos para que la ayudara, corrieron al domicilio para intentar hacer algo por él pero no pudieron, así que llamaron al Sistema Estatal de Emergencias para solicitar una ambulancia y llegaron paramédicos de Cruz Roja, sin embargo, ya era tarde. 
 
Elementos del grupo de homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado, tomaron conocimiento y dieron fe del deceso para después ordenar que cuerpo fuera llevado al Semefo, para practicarle la necropsia de ley.