El domingo pasado, como bien lo anticipamos en estos espacios, se llevó a cabo un final de dos horas lleno de clichés como el que tuvo “Mi adorable maldición”, producción de Ignacio Sada para Televisa.

Sin embargo, hubo un elemento en particular que destacó a diferencia de otras producciones y fue que tras el tradicional final de boda entre los protagonistas que interpretaron Pablo Lyle y Renata Notni el primer actor José Carlos Ruiz, dirigiéndose de frente a la cámara, se aventó un discurso final que únicamente reafirmaba el hecho de que en este tipo de historias rosas el villano recibe su consabido castigo mientras que “los buenos” reciben su merecida recompensa, y por lo mismo a la pareja protagónica en lugar de esperarles una maldición sólo les anticipaba una bendición y que “vivirían felices para siempre”.

En la vida real, y sobre todo para actores de “la rodada” de Don José Carlos por desgracia aunque él es una de las excepciones se les hace menos e inclusive prácticamente se les remite al asilo actoral, de ahí que en días pasados una primera actriz como Patricia Reyes Spíndola fue como muchos de sus compañeros que tenían exclusividad en la mencionada Televisa se les anunció que estaban libres para irse a trabajar a donde quisieran, por lo que la actriz ni tarde ni perezosa hizo un video que se hizo viral titulado “Talento Libre Latino” con varios de sus colegas que de pronto se vieron inmersos en esta intempestiva situación teniendo por su parte un final feliz hasta donde supimos en una visita que hicieron a Azteca Trece al programa “Ventaneando” donde dijeron de ahí iban a ver a un manager.

Pero volviendo a José Carlos Ruiz, si es que no tuvo oportunidad de ver la entrega número 59 de los Arieles a lo Mejor del Cine Mexicano del año 2016 a través del canal 22 la noche del martes pasado, lo invitamos de manera fervorosa a ver su retransmisión la noche de hoy en punto de las 20:00 horas en la misma señal y quedarse a ver hasta sus momentos climáticos en los que el maestro José Carlos Ruiz se alzó con el sexto Ariel de su filmografía en su caso por su trabajo en la cinta “Almacenados”, de Jack Zagha Kababie, y el respectivo discurso que ahí dio remontándose a los inicios de su carrera actoral en el mismo Palacio de Bellas Artes que una vez más albergó esta ceremonia y no se diga el que dio otra primera actriz como Isela Vega al recibir el Ariel de Oro por su trayectoria fílmica.

Don José Carlos dijo ahí que era bendecido por tener llamado para trabajar al día siguiente, y aunque Isela no lo dijo hasta donde sabemos está en preproducción una nueva cinta suya titulada “Lost in Mexico”, pero a quien sí nombró por ahí Isela fue a la productora de telenovelas Lucy Orozco, la misma que la animó a adentrarse en este género en México en 1997 con “Gente bien” y con quien volvió a trabajar en “Ramona” en el año 2000 luego de participar en su primera telenovela tras toda una trayectoria en cine para Telemundo en 1994 en el vehículo protagónico para Lucía Méndez que fue “Señora Tentación”. Aplausos de pie a todos estos primeros actores a quienes esperamos no dejar de ver ni en la pantalla chica ni el medio o plataforma que nos permita seguir disfrutando de sus talentos.

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com