Foto: Especial

El escándalo del año. Quien conoció a José José puede dar testimonio de que el "Príncipe de la Canción" hacia honor a su sobrenombre no solo era un príncipe sino un rey a la hora de tratar a las personas, fino, educado y amable, por lo que es sumamente triste el zafarrancho que se ha armado con su muerte.

Sus seres queridos y entiéndase con ello, todos, desde José Joel, Marisol hasta Sara Salazar y Sarita sin dejar de lado a su ex Anel, seguramente no se han dado el tiempo para llorar su partido porque están inmersos en un pleito que ya se veía venir dado las diferencias irreconciliables que venían arrastrando desde hace años y que ahora con el fallecimiento del cantante, se han recrudecido.

El intérprete de temas como "El Triste", "Gavilán o Paloma" vivió sus últimos meses de vida en un total misterio, nadie sabía a ciencia cierta en dónde lo tenían su tercer esposa y su hija menor. Se han dicho muchas cosas y sus hijos mayores siempre reclamaron el derecho a verlo, cosa que siempre les fue negada.

Este sábado trascendió su muerte, víctima del cáncer que padecía y de inmediato se vino como una avalancha los problemas y los dimes y diretes porque resulta que sus restos no aparecen.

Apenas se informó del fallecimiento de su papá, Marisol y José Joel partieron a Miami, Florida en busca de verlo por última ocasión, pero ni en la funeraria ni en el hospital en donde falleció les dieron razón. Esto pinta para ser el más grande escándalo del año y la forma más triste y despiadada de despedir a alguien a quien en vida siempre se condujo de buena manera.

Junto con los hijos de José José está en Miami, Laura Núñez, quien fue su ex manager y amiga. Los tres no han podido tener noticias y se encuentran desesperados.

Vilmente, Sarita no contesta llamadas y no ha dado información de en dónde permanecer los restos de su padre. Incluso ya se han empezado a especular que en realidad murió hace días y no el sábado como la joven notificó.

La historia va para larga y pinta para ser más tenebrosa que la de Juan Gabriel.

El cantante dejó un legado musical difícil de superar porque sus canciones forman parte del "soundtrack" de la película de vida de varias generaciones por lo que a miles o millones les parece injusto que su historia termine así porque ya hasta se pidió la intervención de las autoridades para que se puede aclarar el paradero de sus restos.

Por esta semana es todo y hasta la próxima, primero Dios.