Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nara reveló que dormir con algún tipo de luz aumenta significativamente la posibilidad de padecer aterosclerosis

Dormir con la luz encendida aumenta significativamente la posibilidad de padecer aterosclerosis, una enfermedad cardiaca que puede ser mortal, reveló un estudio de Departamento de Epidemiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nara, Japón.

De acuerdo con los resultados de dicha investigación, la exposición a la luz en momentos inapropiados en relación con el ciclo solar puede desincronizar los ritmos biológicos circadianos de los ritmos ambientales, debido a que el sistema de temporización circadiano del ser humano se desarrolla bajo el ciclo solar de 24 horas.

"Esa desalineación circadiana se encuentra típicamente en trabajadores en turnos nocturnos que tienen alta prevalencia de variedad de enfermedades como obesidad, hipertensión, diabetes y aterosclerosis", explone el estudio en Science Direct.

Te puede interesar

Asimismo, Kenji Obayashi, profesor en el Departamento de Epidemiología de la Universidad Nara, sostuvo que durante el sueño hasta los niveles más bajos de iluminación en una habitación son suficientes para causar daños a la salud.

"Encontramos una asociación clara y significativa entre la intensidad de la luz en la habitación por la noche y la progresión de la aterosclerosis que fue independiente de los factores de riesgo conocidos como la edad, la obesidad, el tabaquismo, el estado económico, la hipertensión y la diabetes“, detalló Obayashi.

La exposición a la luz a la hora de dormir suprime la secreción de melatonina, una hormona de la glándula pineal que se produce de noche, además de que puede alterar el sistema de temporización circadiano y de esta forma alterar los ritmos biológicos.

Esta teoría sugiere que la penetración de la luz a través de los párpados reduce en el organismo la producción de melatonina, una homrana nocturna capaz de reducir la presión arterial y tratar las inflamaciones, no obstante, las investigaciones continúan en desarrollo.

La exposición a la luz por la noche (LAN) de bajo nivel en las habitaciones puede aumentar el índice de obesidad en humanos; esta conclusión se apoya en un estudio en animales que demuestra un aumento significativo en la masa corporal y casos de prediabetes, explicó.

De acuerdo con los resultados del estudio aplicado a más de mil voluntarios, entre hombres y mujeres, dormir con luz, incluso con las luminarias de la calle, aumenta de manera significativa los casos de asterosclerosis.