Foto: Internet
La actriz eligió vestirse con la diminuta prenda y dejar sus atributos físicos casi al descubierto

Si los estilismos de la alfombra roja de la ceremonia 91 de los Oscar llamaron la atención, los de las fiestas que se hicieron después de la ceremonia no tenían desperdicio. Por ejemplo, quienes asistieron a la fiesta organizada por la revista Vanity Fair dieron mucho de qué hablar, en particular el atrevido conjunto de Zoë Kravitz.

 

Foto: Internet

El look que escogió la actriz de “Big Little Lies”, era mucho más que un simple brasier, paradójicamente, pues aunque era de malla, está bañado en oro de 18 quilates y es una pieza valuada en 24 mil dólares.

Y para que destacara tanto el top como la anatomía de la actriz, lo combinó con joyería de la misma casa y una bolsa de Saint Laurent.

FOTO: Internet

Y hay quien opta por la comodidad, como Melissa McCarthy, quien se cambió a un pants de adidas para divertirse a gusto.

 

Así iba a la ceremonia de los Oscar./Foto: Internet
Y mejor se cambió a un pants./Foto: Internet