ESTIMADOS LECTORES:

Nuevamente estoy feliz de compartir con ustedes una linda reflexión, que les aseguro les encantará tanto como a mí. Es una excelente manera de recordarnos la importancia que tiene en nuestras vidas cada persona, cada lugar, cada momento, cada cosa. El gozar, no desperdiciar tiempo en cosas que no valen la pena, en abrazar a nuestros hijos, en besar a nuestros padres o abuelos, decirles a nuestra  familia cuánto la queremos. Feliz fin de semana.

ANA.
 
Un profesor se paró frente de su clase mientras tenía algunas cosas en su escritorio. Al dar comienzo a la clase, tomó un gran frasco de vidrio que estaba vacío y procedió a llenarlo con pelotas de golf. Rompió su silencio preguntando a sus alumnos si el jarro estaba lleno. Sin excepción, todos los estudiantes asintieron.

El profesor después tomo una caja con canicas de cristal y las vertió entre las pelotas de golf que antes había puesto en el jarro. El profesor sacudió el jarro suavemente y las canicas escurrieron a los espacios que habían quedado entre las pelotas de golf. Nuevamente, el profesor preguntó a sus alumnos si el jarro estaba lleno. Los alumnos, sorprendidos, respondieron con un “sí” unánime.

 El profesor tomó una pequeña caja de arena y la vertió dentro del jarro. Por supuesto, la arena llenó todo el espacio que quedaba en el jarro. Preguntó una vez más si el jarro estaba lleno. Los estudiantes respondieron en voz alta y al mismo tiempo “sí”.

El profesor sacó después dos tazas con café debajo de su escritorio y las vertió completamente dentro del jarro de vidrio llenando el espacio entre la arena. Los estudiantes rieron.

“Ahora”, dijo el profesor mientras la risa disminuía, “Quiero que piensen que este jarro representa su vida. Las pelotas de golf son las cosas importantes – su familia, los hijos, la salud, los amigos y sus pasiones. Si lo perdieran todo y solo estas cosas importantes quedaran, su vida todavía estaría llena y plena. Las canicas representan las otras cosas que importan como su trabajo, su casa y su auto. La arena es todo lo demás, el resto.”

“Si ponen la arena primero dentro del jarro vacío”, continuó, “No habrá más espacio para las canicas o las pelotas de golf. Lo mismo pasa en su vida.”

“Si pasan todo su tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca van a tener espacio para las cosas que son realmente importantes.”

“Presten siempre atención a las cosas que son realmente importantes para ser felices. Pasen tiempo con sus hijos. Pasen tiempo con sus padres. Visiten a sus abuelos. Salgan a cenar con su esposa. 

Disfruten otra fiesta en familia. Siempre habrá tiempo después para limpiar la casa y cortar el césped.

“Siempre preocúpense de las pelotas de golf primero - las cosas que realmente importan. Fijen sus prioridades. El resto es sólo arena.”

Una vez que el profesor había terminado, uno de los estudiantes levanto su mano y preguntó que representaba el café. El profesor sonrió y dijo, “Qué bueno que preguntaste. El café solo muestra que no importa cuán llena de cosas parezca tu vida, siempre hay tiempo para compartir un café con un amigo.”