Respaldado. Juan Guaidó reunió ayer a miles en la ciudad de Guatire. Foto: AP
A la par del contacto en Noruega, grupo de países europeos buscan salida pacífica para Venezuela

GUATIRE, VEN.- El jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana, Juan Guaidó, aseguró ayer que el Gobierno de Nicolás Maduro está “tan débil” que quiso “manipular” con un diálogo con la oposición.

“No nos dejemos engañar, están tan débiles que nos quisieron manipular con un diálogo, fuimos a la invitación de un país amigo como Noruega, dijo Guaidó, quien es reconocido como presidente interino por medio centenar de países, durante un acto en Guatire, al norte del país.

Pidió seguir avanzando en esa dirección, en un “Gobierno de transición y elecciones libres”, al tiempo que le exigió a los funcionarios públicos y militares que se pongan del lado de la Constitución, pues “llegó el momento de Venezuela”.

El líder del Parlamento agradeció todos los esfuerzos de las partes que han querido sacar adelante este diálogo, pero enfatizó en que están “claros” en su idea y no se van a “confundir”.

El pasado jueves, el propio Guaidó confirmó que hubo contactos entre el Gobierno y la oposición propiciados en Oslo por Noruega, si bien ha advertido que estos deben conducir al “cese de la usurpación” que considera que hace Maduro de la Presidencia.

Maduro elogió a su vez el proceso “exploratorio” en Noruega entre su Gobierno y la oposición para “acuerdos de paz”.

En otro frente, la misión del grupo de contacto internacional auspiciado por la Unión Europea viajó estuvo en Caracas el 16 y 17 de mayo, con el compromiso de de hallar una solución democrática a la actual crisis venezolana.

Este grupo trata de convencer a Maduro de aceptar unas nuevas elecciones presidenciales “libres y justas”.

El grupo está conformado por España, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, Suecia, el Reino Unido, Costa Rica, Uruguay, Ecuador y Bolivia y es considerado el único mecanismo que hasta el momento tiene acceso a todas las partes relevantes en Venezuela.