Agrava. La violencia en Tamaulipas ha ido en incremento sobre todo durante las últimas semanas en Nuevo Laredo.
Francisco García Cabeza de Vaca asegura que en su entidad se ven hechos en que el crimen usa de escudo a la población
Su comportamiento es de narcoterrorismo, es un tema muy delicado y se debe actuar en consecuencia”.
Francisco García, gobernador de Tamaulipas.

CDMX.- Los grupos criminales que promueven el miedo y el terror tienen un “comportamiento de narcoterrorismo” y ante ellos se tiene que actuar en consecuencia, advirtió este miércoles el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca. Señaló que para restablecer el orden, la paz y el Estado de derecho “se tienen que usar todos los instrumentos que tenga al alcance el Estado mexicano”.

“Esa actitud que vimos hace algunos días [en Nuevo Laredo], de bloqueos... donde utilizaron los vehículos y a los mismos ciudadanos como escudos, donde hubo violencia directa hacia pobladores que terminaron en el hospital, no es otro síntoma más que... narcoterrorismo”, expresó el mandatario con relación a los hechos de violencia que se han registrado en los últimos días en la ciudad fronteriza.

Sobre el repunte de la violencia en Nuevo Laredo, señaló que son criminales que quieren provocar el caos, el pánico, la inseguridad, a través de actos de violencia.

García Cabeza de Vaca subrayó que ante “el comportamiento de narcoterrorismo” se tiene que actuar en consecuencia, y agregó: “Esa es la actitud que estará asumiendo el gobierno del estado [de Tamaulipas], actuando con toda firmeza y  toda determinación”.

El mandatario tamaulipeco aclaró que los enemigos de México “no somos aquellos que estamos generando el desarrollo y la riqueza, son los violentos, son aquellos que secuestran, son aquellos que hoy en día utilizan la violencia para el tráfico de armas, para el tráfico de drogas, para querer tener sometido a todo un pueblo, a toda una ciudad”.

En la última semana se incrementaron los sucesos violentos en Nuevo Laredo, que incluyeron balaceras en diferentes sectores de la ciudad, bloqueos en varias avenidas con quemas de camiones y vehículos, además de reporte de muertos y lesionados.

El 14 de noviembre integrantes de un grupo delincuencial agredieron a militares en tres sucesos diferentes. El reporte oficial fue de seis presuntos delincuentes y un militar  muertos, así como otros tres soldados lesionados.  Un día después se vivieron minutos de terror dentro de un supermercado cuando hombres armados entraron para esconderse y evitar ser detenidos.

Ese mismo día se registraron al menos seis bloqueos y el incendio de vehículos en diferentes puntos de la ciudad, así como enfrentamientos entre civiles armados contra policías estatales y militares. El domingo, el consulado de Estados Unidos en Nuevo Laredo recomendó a sus ciudadanos evitar viajes “innecesarios” a esa ciudad ante la ola de violencia.

El hecho más reciente ocurrió la noche del martes, cuando se reportaron nuevos enfrentamientos y bloqueos que dejaron un policía estatal lesionado y una ciudadanía en pánico ante el repunte de la violencia en las calles y las amenazas de los grupos criminales.