89 mil millones de dólares sería el superávit que tendría el sector automotriz durante 2019, según cifras preliminares.
La AMDA sostiene que este aumento se da por el mayor valor agregado del producto nacional

CDMX.- Aunque la actividad de la industria automotriz mexicana metió reversa en los últimos meses, la captación de divisas de este sector resultará superavitaria hasta 7% más en el 2019 con respecto al año previo, porque México vende vehículos con mayor valor agregado, aseguró Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Esto significa que la balanza comercial podría cerrar entre 85 mil millones de dólares y 89 mil millones de dólares para el cierre del 2019, mencionó el representante de las 12 empresas automotrices instaladas en México.

Dicho dato posicionaría a la industria automotriz con un nuevo récord en la historia para hilar tres años consecutivos de crecimiento y, sobre todo, destacará el aporte del valor en dólares que inyecta el sector a la economía mexicana. Si bien el pronóstico inicial de la AMIA en la balanza comercial automotriz se ubicaría por arriba de 90 mil millones de dólares, en septiembre pasado tuvo un tropezón y el resultado arrojado fue deficitario 5.9% con respecto al mismo mes del año previo.

“Hoy traemos crecimiento de 8.6% en el superávit en la balanza y por primera vez vemos una caída en las exportaciones en dólares durante el noveno mes del año; por eso es por lo que no me atrevo a decir que lleguemos a 90,000 millones de dólares, pero estaremos cerca”, expresó el representante de las empresas automotrices instaladas en México.

SUPERÁVIT AUTOMOTRIZ DURANTE 2018

Durante el 2018, México cerró con un superávit comercial automotriz de 83 mil millones de dólares, al representar un aumento de 17%, comparado con el 2017, cuando logró 70 mil millones de dólares, y en el 2016 la industria captó 62,898 millones de dólares.

“El valor de las exportaciones se ha elevado en dólares, esto es traducido porque exportamos autos de mayor valor agregado y más contenido nacional”, expresó Solís.

Lamentó que el 2019 haya sido un “año difícil y complejo, con caídas en la producción, la exportación y el mercado interno y con la expectativa planteada al principio de año que no se van a cumplir por la baja demanda del exterior”.