La patrulla fue quemada por vecinos. Foto: Especial
La causa del deceso fue un probable traumatismo cráneo-encefálico que le provocó edema cerebral y desde la noche del percance lo reportaban grave. Su prima, de 10 años, continúa hospitalizada y reportan que evoluciona favorablemente

Torreón, Coahuila. - Esaú, el niño de ocho años atropellado hace 15 días por una patrulla de la policía municipal, murió este domingo en el Hospital Ángeles donde estaba internado junto con su primita, que también fue atropellada.

La causa del deceso fue un probable traumatismo cráneo-encefálico que le provocó edema cerebral y desde la noche del percance lo reportaban grave.

La muerte del menor ocurrió alrededor de las 13:00 horas de acuerdo a versiones de sus familiares y posteriormente lo confirmaron voceros de la Fiscalía del Estado.

Entre tanto la primita, Jocelyn, de 10 años, continúa hospitalizada y reportan que evoluciona favorablemente.

Murió en el hospital. Foto: Especial

Los hechos en que los menores resultaron lesionados ocurrieron alrededor de las 22:00 horas del sábado 02 de noviembre en el cruce de las calles Lago Baikal y Lago Victoria de la colonia Zaragoza Sur.

Ambulantes de la Cruz Roja auxiliaron a los niños y los trasladaron al Hospital General de donde el lunes fueron pasados al Hospital Ángeles.

Los menores paseaban en una bicicleta infantil y fueron arrollados por la patrulla número 35248 de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) que conducía a exceso de velocidad el elemento identificado como Efraín, de 25 años.

Las autoridades municipales argumentaron que el patrullero policía a velocidad excesiva porque perseguían a los ladrones de una motocicleta, aunque luego se supo que los supuestos delincuentes ya habían sido detenidos por otros patrulleros.

Ante lo ocurrido los vecinos se encolerizaron y sometieron a los tripulantes de la patrulla, a la cual le prendieron fuego hasta que se calcinó totalmente.

Fue necesaria la intervención de los tripulantes de 20 patrullas para rescatar a los uniformados, aunque el probable responsable fue encarcelado.

El martes cinco se llevó a cabo la audiencia inicial en la que el patrullero quedó vinculado a proceso y se fijó el pago de 10 mil pesos para garantizar la presentación del imputado a futuras audiencias y se concedió un plazo de seis meses para la investigación complementaria.

En la Fiscalía del Estado indicaron entonces que se tiene contemplado el pago de una indemnización en el caso de que llegara a darse el deceso de alguno de los menores.