Foto: Archivo
Pedro Pablo Treviño, presidente estatal del partido tricolor, indicó que la suspensión obliga a las autoridades estatales a que se verifiquen las tarifas legalmente autorizadas y que el servicio de transporte público en todas sus modalidades no sea suspendido

Monterrey, Nuevo León.- Después de que los transportistas dieron a conocer que realizarían recortes de horario en la circulación de camiones, el PRI estatal informó que ganó una suspensión de amparo contra paros por lo que hacerlos implicaría consecuencias legales.

El presidente estatal del partido, Pedro Pablo Treviño indicó que la suspensión obliga a las autoridades estatales a que se verifiquen las tarifas legalmente autorizadas y que el servicio de transporte público en todas sus modalidades no sea suspendido.

El recurso fue concedido por el Juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa del estado en relación con el juicio de amparo 582/2019.

 “Se concede la suspensión para el efecto de que las autoridades responsables, en ejercicio de sus facultades legales, verifiquen que se cobren las tarifas legalmente autorizadas y que el servicio de transporte de pasajeros en sus modalidades de urbano, suburbano, Sistema Integrado de Transporte  Metropolitano y Vehículos de alquiler no sea suspendido”, establece el escrito.

Por lo tanto en caso de que los transportistas quieren hacer un paro tendrían consecuencias legales y el gobierno estatal tendría que aplicar la requisa.

Treviño destacó que el gobierno del estado ya fue informado de la resolución del juez a través de la Secretaría General de Gobierno.

El líder del tricolor acusó al gobernador, Jaime Rodríguez Calderón de estar de lado de los transportistas y en contra de los usuarios.