Foto: Especial
El diario estadounidense recordó que este sistema de libertad de información está clasificado entre los más efectivos del mundo y que ha servido, tras su creación en 2002, para que periodistas e investigadores arrebaten documentos al gobierno

El esfuerzo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por desaparecer al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) revela una división cada vez más profunda sobre la naturaleza de la democracia del país, consideró este domingo el diario The Washington Post.

El diario estadounidense recordó que este sistema de libertad de información está clasificado entre los más efectivos del mundo y que ha servido, tras su creación en 2002, para que periodistas e investigadores arrebaten documentos a un gobierno conocido desde hace mucho tiempo por su opacidad.

“Para una generación de reformadores, el sistema de libertad de información representó un hito en la transformación de México desde un estado autoritario. El instituto fue una de las múltiples agencias independientes formadas para organizar elecciones, investigar abusos de derechos humanos y servir como control de la poderosa presidencia”, precisó.

Ahora, indica el Post, el presidente López Obrador quiere frenar al organismo independiente bajo argumentos de que es caro y que no ha logrado acabar con la corrupción.

“López Obrador sostiene que la transición a la democracia (bajo este sistema) ha sido en gran medida una farsa: ha beneficiado a una élite egoísta y ha descuidado a los pobres”, señala el diario.

De acuerdo con el medio, los críticos sostienen que los ataques al INAI y otras agencias independientes por parte de López Obrador muestran las tendencias autoritarias de un presidente que frecuentemente reprende a la prensa y a la oposición.

El Post consideró irónico que el presidente busque desaparecer un organismo que, de cierto modo, le ayudó a llegar a la presidencia en 2018, gracias a que las investigaciones de los periodistas que utilizaron las solicitudes de libertad de información ayudaron a sensibilizar a los ciudadanos sobre la corrupción.

Recordó los casos que salieron a la luz durante la presidencia de Enrique Peña Nieto, cuando su esposa Angélica Rivera fue señalada por la posesión de una mansión de 7 millones de dólares con piso de mármol que fue construida por un contratista cercano al gobierno.

Además del caso de la “Estafa Maestra” donde se reveló el millonario desvío de recursos federales a través de la Secretaría de Desarrollo Social, a cargo de Rosario Robles (actualmente presa por este delito).

El INAI “ha sido un cambio de juego en un país donde las autoridades ocultaron durante mucho tiempo información básica”, concluye el Washington Post.

Lamentó que si bien México desarrolló un sistema de votación democrático y una prensa más libre, todavía no ha reformado un sistema de justicia arraigado en la era autoritaria.

“La policía y los tribunales siguen siendo corruptos e ineficaces. Solo un pequeño porcentaje de los delitos resultan en sentencias de cárcel”, criticó.