Especial
Atiende desde hace más de 20 años a niñas y niños con espina bífida, es que es una malformación del tubo neural como consecuencia de la insuficiencia de ácido fólico en la primera etapa de gestación.

El Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, inauguró el Centro de Rehabilitación Infantil de la Asociación Pro Infancia Neurogénica (APIN), que tiene como misión otorgar atención médica integral oportuna a niños discapacitados por espina bífida, para su reinserción en la sociedad.

En este acto, el Gobernador tomó protesta al nuevo consejo de administración de la APIN, que ahora preside Jaime Hernández Barrera, quien se comprometió a cumplir con iniciativas y ética el cargo que le fue conferido para sumar esfuerzos y conjuntar estrategias en la atención de niñas y niños con discapacidad.

Riquelme Solís agradeció gradeció la labor desarrollada por Miguel Chong López, anterior presidente de APIN y a los demás consejeros, a quienes ha visto trabajar desde hace micho tiempo con cariño y corazón en la atención de los usuarios de este centro.

Cuando uno se da cuenta de la necesidad de mucha gente y que la sociedad de Coahuila está involucrada, es gratificante colaborar, porque las condiciones que tenía APIN que planteaban retos, estos han sido resueltos con la participación de mucha gente, apuntó.

Para esta asociación, el terreno del nuevo edificio fue donado por el gobernador, así como la cantidad de 1 millón de pesos para el equipamiento, dado el trabajo que emprende todos los días y que además son terapias que no se encuentran en el sector público, sino difícilmente en el sector privado a precios un tanto elevados.

También ofreció realizar un esfuerzo para que este centro cuente con un mayor número de niños y madres becadas que puedan hacer uso del servicio de taxis de UNE DIF y asistan a sus terapias con este transporte y así les sea un poco más leve la mejora en su economía.

APIN atiende desde hace más de 20 años a niñas y niños con espina bífida, es que es una malformación del tubo neural como consecuencia de la insuficiencia de ácido fólico en la primera etapa de gestación.

La gravedad de las lesiones son distintas en cada paciente, algunos requieren de órtesis para caminar, sillas de ruedas para desplazarse o delicadas cirugías; sin embargo, todos necesitan atención médica, terapéutica, de acompañamiento y es eso lo que APIN ha hecho desde su fundación en 1992.

Especial

Es una asociación que concentra pacientes de los estados vecinos como Zacateas, Durango, Chihuahua y Coahuila, el propósito es darle a niñas y niños un trato digno, instalaciones adecuadas y el mejor abordaje médico.

La construcción de las nuevas instalaciones era el gran reto, el cual se logró con la colaboración de mucha gente.

 Miguel Chong López, explicó que APIN nació hace 20 años para dar respuesta a una necesidad de las madres de familia que tenían un bebé en sus brazos, con una tumoración en la espalda baja y que desconocían qué tenían que hacer para sacarlo adelante.

En APIN el camino no ha sido fácil, empezó en 1992 sin contar con un espacio adecuado para los niños porque las mamás no contaban seguridad social y se tuvo que rentar una casa y así iniciar el manejo de estos niños.

Luego se construyeron unas instalaciones en la colonia Nueva California, pero con el paso del tiempo quedó chico, por lo que se diseñaron diversas estrategias para contar con este nuevo edificio APIN Vasconcelos.

Los programas que tiene vigente la asociación se refieren a la atención médica integral y oportuna para todos los niños con espina bífida, para lo que cuentan con 32 médicos voluntarios que han dado su entrega par que los menores reciban la atención que requieren y muchas veces hasta los hermanos de estos niños.

La industria farmacéutica, que conociendo la misión de APIN, le han apostado al otorgarles donativos en medicamentos que han compartido con instituciones de nuestra comunidad que benefician a la población desprotegida y vulnerable.

Jorge Zermeño Infante, por su parte, comentó que en este centro muchas cosas se han hecho en base a la visión y el trabajo humanitario para hacerles a las personas una vida mejor y más digna.

A la inauguración del nuevo edificio, asistieron Jorge Zermeño Infante, presidente municipal de Torreón; Astrid Casale de Zermeño, presidenta honoraria del DIF Torreón; Marcelo Torres Cofiño, Presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado; Fernando Juan Marcos Issa, presidente del Consejo del Consejo de Administración de APIN; Mario Hernández Barrera, presidente entrante del Consejo de Administración de APIN.

También, Samuel Rodríguez Martínez, representante del ejecutivo estatal en La Laguna; Ignacio Chong López, presidente honorario del Consejo de Administración de APIN; Rocío Aguilar Castañeda, usuaria del Centro de Rehabilitación Infantil APIN.