Deceso. Al llegar a la escuela, el relevo del empleado lo encontró tirado, de inmediato avisó a la directora y autoridades, que nada pudieron hacer por el velador. ULISES MARTÍNEZ
Compañeros y padres de familia que acudían a un evento escolar recibieron la trágica noticia

El velador de la Secundaria Uno, Nazario Ortiz Garza, aparentemente sufrió un infarto que terminó con su vida de manera intempestiva, compañeros y padres de familia que acudían a un evento escolar recibieron la trágica noticia.

A las 09:15 horas de ayer sábado se pidió ayuda al 911 y enseguida acudió al lugar una unidad del Sistema de Atención Médica de Urgencias, SAMU, para valorar a Gabriel Cortes Ávila, de 43 años, quien quedó tendido en el piso de la escuela.

Llegó también personal de la Cruz Roja y de la Policía Municipal, pero solo para confirmar el deceso del hombre, desconocen la hora de muerte, pero será la rigidez del cuerpo la que les dará a las autoridades un estimado.

Cabe señalar que la esposa del finado, Sandra Cecilia Zamora Flores, manifestó que su marido padecía de hipertensión.

EL AVISO Y EL APOYO

La directora del plantel, Melissa Valdés, recibió la noticia de Adolfo Sánchez Campos. El trabajador —quien tiene horario de entrada al colegio a las 07:00 horas—, le dijo que al llegar no encontraba a su compañero y cuando lo fue a buscar lo halló tirado.

De inmediato la directora acudió al plantel y dio aviso a las autoridades para que llevaron a cabo las diligencias correspondientes.