Foto: AP
El potencial mercado para un canje por Sam Darnold se ha secado, dejando al quarterback en el limbo previo al draft

NUEVA YORK.- El ex QB de los Jets, Josh McCown, no pudo contener la risa respecto a cómo ha cambiado la narrativa en a Sam Darnold. Notando la naturaleza voluble de la NFL, McCown dijo: “Hace 3 años, era ‘Suck for Sam’ (Perdamos por Sam). Ahora es, ‘Sucked for Sam (Perdemos por Sam)”.

Las tres temporadas pasadas han apestado para todos aquellos conectados con los Jets, y esa es una de las razones principales por las que Darnold podría verse reemplazado por un novato, presumiblemente Zach Wilson de BYU. McCown, quien se convirtió en mentor para Darnold en el 2018 y ha permanecido cercano a él, cree que los Jets serían inteligentes en retenerlo. Siente que Darnold brillaría en un ambiente estable, amigable con el quarterback, algo con lo que no ha contado.

“Esta es la situación a la que quieres llegar, lo que tienen ahora”, expresó McCown. “Cuentas con un head coach y un gerente general que están alineados. Cuentas con selecciones de draft, cunetas con espacio bajo el tope salarial, y te has colocado en posición para buscar el éxito a largo plazo genuino. Desafortunadamente, esa no es la situación a la que llegó Sam”.

Ahora, Darnold se encuentra en el limbo, sujeto de rumores de canje. McCown dijo que no ha sentido frustración de Darnold, pero sabe que no puede ser sencillo.

“Estar a un paso de una (reconstrucción organizacional), y luego que ellos digan, ‘Sí, no va a ser para ti, será para alguien más’. Sin duda, es difícil”, explicó McCown. “Pero no he sentido negatividad de su parte, para nada. Siempre es positivo y siempre tiene una gran mentalidad. Eso habla de su carácter y lo que es”.

El mercado para un canje por Darnold parece estar reduciendo, generando especulación de que los Jets pudieran retenerlo para emparejarlo con un novato. Eso podría ser incómodo, pero McCown encuentra el lado positivo para ese escenario.

“¿Puede hacerse? Absolutamente”, dijo McCown. “En mi opinión, si no puedes recibir valor por él ahora, es absolutamente lo que debes hacer. Ni siquiera lo llamaría competencia. Simplemente diría, ‘Vamos con Sam mientras desarrollamos a Zach’. Si Sam la saca del parque, vamos a reevaluar dentro de un año.

“Sam lo aceptaría y sería de mucha ayuda, pero también saldría a trabajar fuerte y tratar de aprovechar al máximo la oportunidad de jugar este año, y dificultar la decisión de ellos y que sea complicado al final del año. Pienso que, si eso sucede, realmente todos ganan, de verdad”.