Foto: Tomada de Internet
El ex funcionario Thae Yong-ho comentó que el líder norcoreano parece no tener afinidad con Kim Jong-nam debido al transfondo de su nacimiento

El líder norcoreano Kim Jong-un probablemente mandó asesinar a su hermanastro en un intento de consolidar su estatus como auténtico heredero por linaje, ya que su nacimiento sigue siendo un punto débil en su legitimidad, afirmó un ex diplomático norcoreano que desertó a Corea del Sur.
 
El reciente asesinato con un potente agente nervioso de Kim Jong-nam, primogénito del ex líder norcoreano Kim Jong-il, ha conmocionado al mundo y ha causado especulaciones sobre la posible orden de asesinato emitida por el actual líder norcoreano para consolidar su llamado “reino del terror”.
 
Thae Yong-ho, ex alto cargo diplomático de Corea del Norte, dijo que Kim Jong-un parece no tener “afinidad” con su hermanastro debido al trasfondo de su nacimiento, por lo que no tuvo reparos para ordenar el asesinato.
 
El líder norcoreano pasó su adolescencia en Suiza con su hermano mayor y hermana menor de la misma madre, ya que se cree que su padre deseaba ocultar la existencia de sus hijos con Ko Yong-hui, coreana residente en Japón.
 
“Kim Jong-un es como alguien caído súbitamente del cielo. No tenía lazos ni construyó relaciones con sus otros familiares”, dijo Thae a la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
 
En una sociedad patriarcal como Corea del Norte, el primogénito es habitualmente considerado como sucesor, pero el ex líder Kim Jong-il entregó el poder a Kim Jong-un, su tercer hijo, quien asumió el liderazgo a finales de 2011 tras la súbita muerte de su padre.
 
Esto es visto como un punto débil en la legitimidad de su liderazgo, al igual que el pasado de su madre, ya fallecida, debido a que los coreanos residentes en Japón son considerados “clase baja” en Corea del Norte.
 
Thae explicó que “para Kim Jong-un sería importante eliminar a Kim Jong-nam, ya que Corea del Norte busca impulsar el culto a la personalidad (de las tres generaciones de la familia del fundador del país Kim Il-sung) llamado el linaje del Monte Paektu”.
 
Se cree que el líder norcoreano está reforzando su “reino del terror” al ejecutar a más de 100 funcionarios. La agencia de espionaje de Corea del Sur afirmó que Kim Jong-un emitió una “orden permanente” para asesinar a su hermano al asumir el poder en 2011.
 
Kim Jong-nam fue asesinado el pasado 13 de febrero con una potente sustancia tóxica en el aeropuerto de Kuala Lumpur, en una acción que según Corea del Sur fue realizada por agentes norcoreanos.
 
Kim nació de la relación extramarital de su padre con Song Hye-rim, actriz surcoreana que se divorció de su marido para vivir con Kim Jong-il y falleció en Moscú en 2002.
 
El hermanastro, quien se mostró crítico con la sucesión de poder en su país, vivía en diferentes países desde hace tiempo, aparentemente tras perder el favor de su padre por haber tratado de entrar en Japón con un pasaporte falso en 2001.
 
Thae recalcó que “Corea del Norte no vacila al eliminar cualquier amenaza al liderazgo unipersonal“.
 
La policía de Malasia que investiga la muerte de Kim Jong-nam dijo que ocho norcoreanos, incluido un diplomático, son sospechosos de estar implicados en el asesinato junto a las dos mujeres asiáticas.
 
Corea del Norte ha rechazado categóricamente la acusación, afirmando que Malasia se confabuló con Corea del Sur en la investigación.
 

Te puede interesar