Especial
El dispositivo demostró ser efectivo contra la bacteria MRSA resistente a los antibióticos en el año 2012

El proveedor diversificado de automóviles, de nombre Magna, se une a las filas de fabricantes que buscan ayudar en la batalla contra la pandemia de coronavirus. En este caso, la firma ha desempolvado un dispositivo existente de nombre "Puro", de su división de consumidores, que cree que podría ser útil para la atención médica de trabajadores y demás afectados por la escasez de equipos de protección personal.

El dispositivo es esencialmente un contenedor liviano y portátil del tamaño de un refrigerador, con una tapa transparente que utiliza ozono para descomponer las bacterias y eliminar olores de todos los artículos, desde los juguetes para niños y los animales de peluche hasta cascos de hockey y botas de construcción.

Los ingenieros de la marca comentan que el dispositivo demostró ser efectivo contra la bacteria MRSA resistente a los antibióticos en el año 2012, y creen que es una promesa similar para terminar con la bacteria del COVID-19, lo que podría ayudar a los proveedores de atención médica a desinfectar las máscaras y otros equipos de protección que son muy escasos.

La compañía dice que la clave para esto es encontrar un laboratorio especializado de nivel 3 que esté dispuesto y sea capaz de probar su rendimiento contra el coronavirus.

"Creemos que realmente podemos salvar vidas. Solo tenemos que hacer estas pruebas.", fueron las palabras de Scott Mitchell, director global de nueva tecnología e innovación de la compañía. Comentó que la mayoría de los laboratorios están "inundados" con otras pruebas relacionadas con la pandemia.

Por otra parte, Mitchell aclaró que un solo dispositivo de Puro podría desinfectar alrededor de 50 mascarillas faciales cada 30 minutos, mientras que su equipo se encuentra recabando ayuda del público mediante el desarrollo de guías para máscaras de algodón reutilizables y transpirables, incluyendo versiones con un compartimiento para filtros, como una cubierta para una máscara N95, la cual se encuentra en oferta crítica en Canadá y los Estados Unidos.