Foto: Especial
El diálogo, originalmente planeado para que durara una hora, se prolongó casi 45 minutos más, y en él se abordaron preguntas sobre diversos temas

En el marco de la entrega de su IV Informe de Gobierno al Congreso de la Unión, el presidente Enrique Peña Nieto, afirmó que en lo que va de su administración, “México ha cambiado para bien”.

“Los mexicanos decidimos cambiar las cosas para hacer frente a las demandas de la sociedad”, subrayó el titular del Ejecutivo federal, quien señaló que se trabaja con determinación en contra de la pobreza y la falta de oportunidades.

En la introducción del resumen ejecutivo de su IV Informe de Gobierno, en el que da cuenta del estado general que guarda la nación, indicó que también se enfrenta con firmeza a la delincuencia, cuya incidencia ha disminuido en comparación con la que había al inicio de la administración.

“Es cierto, aún hay un gran trabajo por delante, pero vamos en la dirección correcta. Los mexicanos optamos por la transformación nacional y aunque lograrla puede ser difícil y provocar resistencias, los resultados valen la pena”, expresó.

El mandatario federal destacó que de todos los cambios que están en implementación, el “más relevante” es la reforma educativa, “por tratarse de nuestros niños y jóvenes”, y añadió que el informe da cuenta de los avances para tener mejores maestros, escuelas y planes de estudio.

Expuso que en el año que se informa, destacan dos logros institucionales realmente trascendentes, como la creación del Sistema Nacional Anticorrupción y la implementación -en todo el país- del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio. En ambos casos, reconoció la activa participación de la sociedad civil en ambos casos.

Adicionalmente, sostuvo que “a pesar de factores externos negativos”, hoy somos una economía más fuerte, con estabilidad macroeconómica, un sólido sistema financiero, con sectores en franco dinamismo como el agropecuario y pesquero o la industria manufacturera y el turismo.

El presidente Peña Nieto hizo notar que “un claro reflejo de ello”, es la generación de dos millones de empleos formales, en beneficio de igual número de familias mexicanas.

Manifestó que en la actualidad, en México, más jóvenes tienen acceso a la Educación Media Superior y Superior, así como a servicios médicos en el Seguro Social, y disponen de Internet y de telecomunicaciones más accesibles.

En tanto, en materia de desarrollo regional, el país está en camino para, prácticamente, duplicar la capacidad de los puertos, establecer Zonas Económicas Especiales e incrementar en 80 por ciento la red de gasoductos.

“En el Cuarto Informe de Gobierno presentamos los avances que, como país, hemos alcanzado para cambiar lo que era necesario cambiar. Es un recuento de resultados en beneficio de los mexicanos, pero sobre todo, es un ejercicio de transparencia y de rendición de cuentas”, enfatizó.