El Hotel Colonial San Miguel es un hermoso hostal. Se le encuentra en la antigua calle de Santiago, ahora del General Cepeda, de mi ciudad, Saltillo. La señorial casona que fue de don Octavio López y sus hijos se convirtió por obra y gracia de un destacado hombre de empresa, el señor David Valdés, en ese precioso sitio de cálida hospitalidad y muy sabrosa mesa.

A lo largo del año ese establecimiento reconoce el mérito de hombres y mujeres que han dado lo mejor de sí mismos a Saltillo y a su gente. Este día el reconocimiento será para Flora Celia Berchelmann Castañeda, queridísima maestra, escritora en periódicos, mujer de libros y de bibliotecas que ha prodigado sus dones de bondad a todos los que hemos tenido la fortuna de ser parte de su vida.

Bella, generosa, dueña de la sabiduría del bien, Chelita Berchelmann ha sido para nosotros sus amigos un regalo de la vida. A la vida le agradecemos el tesoro de su amor y su amistad, y a don David Valdés le damos gracias por reconocer los méritos de esta saltillense excepcional que merece todos los reconocimientos.

¡Hasta mañana!...