Foto: Especial
Ana Luisa fue detenida en la caseta de cobro Plan de Ayala, de la autopista a Torreón, con un bebé que había sustraído

Ana Luisa Ríos dejó plantados a los jueces y agentes del Ministerio Público, que por más de media hora la esperaron en el Centro de Justicia Penal para dar inicio con una audiencia para una posible prórroga del tiempo de investigación.

Al final, la audiencia tuvo que ser suspendida al no presentarse la imputada, quien ahora podría recibir una severa amonestación administrativa 
–como la revocación de la medida cautelar del brazalete electrónico– o una multa económica.

 

Como se recordará, el pasado 3 de octubre de 2017 Ana Luisa fue detenida en la caseta de cobro Plan de Ayala, de la autopista a Torreón, a donde llegó procedente de Parras en un tráiler que paró para pedirle raid.

Ana llevaba consigo un bebé de horas de nacido, el cual había robado a una de sus mejores amigas, todo para presionar a su ex pareja a que regresara con ella, pues planeaba engañarlo haciéndole creer que el niño era suyo.

Sin embargo, un fuerte dispositivo de seguridad se activó tras el plagio del recién nacido, ubicando la Policía Federal a la sospechosa al momento que quería ingresar a Saltillo, quedando detenida.