Especial
Lo hecho por Víctor Manuel Vucetich, resucitar a unos Gallos que vivían en la penumbra, queda ahí; les alcanzó para más de lo pensado, y el Necaxa bajo el mando de Vázquez ha recuperado el respeto del futbol mexicano

CDMX.- El Necaxa estuvo cerca de tirar a la basura las aspiraciones al título. Una ventaja de tres goles, que se pensaba imposible de remontar, fue descontada por un Querétaro que al final sólo le puso dignidad a su eliminación, porque se marchó con otra derrota de 2-3, en los cuartos de final para un definitivo global de 2-6.

Lo hecho por Víctor Manuel Vucetich, resucitar a unos Gallos que vivían en la penumbra, queda ahí; les alcanzó para más de lo pensado, y el Necaxa bajo el mando de Vázquez ha recuperado el respeto del futbol mexicano.

La remontada queretana quedó en un sueño y ese pasó a ser de los necaxistas, que quieren revivir viejas glorias, ahora desde las tierras de Aguascalientes.

Con los resultados de ayer en donde Morelia y Necaxa se apuntaron para las semifinales, la mesa está servida para que haya Clásico regiomontano en semifinales.

Si persisten las ventajas que tienen los equipos regios, Rayados con un 5-2 sobre Santos y Tigres 2-1 sobre América, ambas escuadras chocarían de nuevo.