La primera ministra Theresa May se marcha tras su reunión con el presidente francés, Emmanuel Macron, en el palacio Elíseo en París. Foto: EFE
Theresa May, aceleró ayer la búsqueda de apoyos a una prórroga del Brexit con un viaje a Berlín y París para negociar el retraso con la canciller alemana

La primera ministra británica, Theresa May, aceleró ayer la búsqueda de apoyos a una prórroga del Brexit con un viaje a Berlín y París para negociar el retraso con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron.

Su minigira, organizada la víspera del Consejo Europeo en el que los otros veintisiete miembros de la Unión Europea (UE) deben decidir de forma unánime la concesión de un aplazamiento para evitar la salida del Reino Unido del bloque comunitario sin acuerdo, comenzó en la capital alemana.

Aunque ese primer encuentro se cerró sin declaraciones oficiales, un participante en la reunión filtró a la prensa que Merkel habría considerado posible retrasarla varios meses, “hasta principios de 2020”.

La canciller se había mostrado abierta en el pasado a lograr un compromiso para evitar un Brexit duro y su posible impacto sobre la economía europea. Una condición es que el país participe en las elecciones europeas de mayo.