Impacto. Ante la falta de lluvias, por lo menos 80 por ciento de los estanques de la zona centro están secos, por lo que el ganado empieza a morir. / Archivo
Exhorta diputado local a la Sagarpa y a Desarrollo Rural brindar apoyos a afectados por la falta de lluvias

Debido a las afectaciones que han sufrido los productores de diferentes regiones del Estado por la falta de lluvias, el Congreso del Estado solicitará a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, así como a la Secretaría de Desarrollo Rural a apoyar con incentivos a quienes han registrado pérdidas por la sequía.

Por lo anterior, el diputado Leonel Contreras Pámanes, del Partido Primero Coahuila, pide se declare a Coahuila como Estado de emergencia.

Contreras Pámanes presentó en sesión de la Diputación Permanente una proposición con punto de acuerdo en el que señala que diversas asociaciones de productores en distintas regiones del Estado, han reportado que la sequía de este año les ha provocado pérdidas.

“En diversas regiones del Estado ya se están sintiendo los estragos por la falta de lluvias. En ese sentido, los campesinos y pequeños productores del sureste de Coahuila han pedido en últimas fechas, tanto al Gobierno Federal como Estatal, se declare desastre natural esa región, producto de la severa sequía por la que están atravesando”, comentó Contreras Pámanes.

Detalló que, por ejemplo, Armando Mata Valdez, quien preside la sociedad Dorados de Villa, que agrupa a agricultores, ganadores y productores de ixtle, declaró que los niveles de los pozos han bajado hasta 40 metros, por lo que cataloga la situación como crítica.

Por otro lado, aseguró que el 80 por ciento de los aguajes de la zona están secos y en el ciclo agrícola primavera-verano, no habrá cosecha de maíz ni de frijol.

Detalló que la mortandad de animales como chivos, becerros y caballos, alcanza ya un 10 por ciento y se estima que llegue hasta un 30 por ciento.

En la Región Centro, alrededor de 20 vacas han fallecido a causa de la falta de lluvias y en ejidos de Castaños se vive la misma situación.

El legislador recordó que hace cuatro años también se presentó una fuerte sequía que acabó con miles (24 mil aproximadamente) cabezas de ganado y ahora este fenómeno amenaza con presentarse de nuevo, por lo que hizo un exhorto a los gobiernos Federal, Estatal y Municipal a trabajar de manera conjunta para evitar las consecuencias de un desastre de grandes estragos para el campo.

“Aun y cuando existan posibilidades de que se den algunas lluvias, consideró oportuno que tanto el Gobierno Federal como Estatal, declaren a Coahuila, en estado de emergencia, debiéndose proporcionar los apoyos y subsidios necesarios, a fin de que los campesinos y pequeños productores hagan frente a la severa sequía que están padeciendo”, concluyó Contreras Pámanes.