El belga abrió el camino a la goleada merengue/ AP
El belga volvió a marcar con el conjunto merengue después de un año

Hazard regresó con todo al Real Madrid, el mediocampista belga anotó después de un año en la goleada merengue 4-1 al Huesca. 

Alejado aún del físico que le hace desequilibrar pero con una calidad incuestionable se presentó en Liga el esperado Hazard. El belga abrió la llave de la goleada merengue.

Hazard tomó un balón en los linderos del área y de un zurdazo mandó a dormir la de gajos. Benzema anotó el segundo antes de irse al descanso. 

El Huesca perdía 2-0 tras volver a sacar a relucir a un Real Madrid anárquico que vive de la calidad individual de sus jugadores pero no encontraba fórmulas fiables en su ataque.

Al Real Madrid le faltaba ritmo ofensivo. Cambiaban de bandas sin éxito Hazard y un fatigado Asensio. El estreno del esperado tridente no engrasó en su primer día. Jugaron al pie. Apenas un movimiento al espacio del belga visto por Modric para el balón picado por encima del travesaño. O un testarazo de un futbolista que rendiría con números si comenzase de 9. El centro de Marcelo lo cabeceó Ramos para la mejor parada de Andrés.

En ese riesgo que corre por partido el conjunto madridista, el lado de la moneda depende de la inspiración del rival. Cualquier balón parado puede convertirse en castigo. Un disparo de Ontiveros desde la frontal o la falta de precisión de Sergio Gómez, que remató arriba lanzándose solo en el segundo palo un buen centro, no castigaron a la duda.

Le faltó la precisión que le sobró a Hazard en su gran gol. Tanto tiempo sin marcar y aportar lo que se esperaba cuando se ficha a un futbolista considerado entre los mejores del mundo, dio forma a un sentimiento interior que le hizo no celebrarlo. Como sintiendo culpabilidad por el tiempo que ha robado al Real Madrid de su fútbol. La buena noticia del regreso esperado del que debe liderar, no llegaba sola. Benzema daba la tranquilidad deseada para pensar en 'Champions', matando un balón con el pecho y chutando cruzado a la red.

Los intentos de reacción con cambios de Michel al descanso quedaron en nada en nueve minutos. Benzema inventó y Fede Valverde, libre de atención defensiva, aumentó el castigo con su potente disparo cruzado para convertirse en el máximo goleador inesperado del equipo madridista con tres tantos.

El resto ya rebajaba su importancia. Más allá del morbo del reencuentro de Benzema con Vinicius tras su fea crítica. La primera de Vini corrió con rabia y le regaló el gol sin resentimiento para que el francés fallase lo que no debe perdonar. Se desquitaría en la última jugada para mejorar sus pobres guarismos goleadores del inicio del curso.

Aprovechó el viento a favor Zidane para conceder descansos pensando en la próxima batalla y el Huesca encontró el premio a su esfuerzo en la acción de Rafa Mir cayendo al costado izquierdo, con un centro preciso al remate inapelable de David Ferreiro. Dos resultados duros por abultados ante la Real Sociedad y el Real Madrid para la imagen mostrada que le instalan en la zona baja. En la otra punta vuelve a situarse el conjunto madridista con un nuevo impulso liguero tras el clásico. Con información de ESPN