El ministro añadió que había “trabajado claramente en exceso” y que no se había sentido “completamente en forma” desde hace varias semanas. AP
Anschober, quien sufrió un agotamiento hace nueve años, dijo que había tenido dos episodios de fatiga repentina en el último mes, así como hipertensión arterial y zumbidos en los oídos

BERLÍN.-El ministro de Salud de Austria, Rudolf Anschober, anunció el martes que renunciaría debido a que los problemas de salud que le ha causado el exceso de trabajo no le permiten ayudar a dirigir la respuesta del país a la pandemia.

Anschober, de 60 años, había ocupado el cargo desde enero de 2020, cuando el partido al que pertenece, Los Verdes, se convirtió en un socio minoritario de una coalición de gobierno dirigida por el canciller Sebastian Kurz.

El ministro ha sido una de las principales figuras de la respuesta de Austria a la pandemia. Wolfgang Mueckstein, médico asentado en Viena, fue nombrado sucesor de Anschober.

Anschober, quien sufrió un agotamiento hace nueve años, dijo que había tenido dos episodios de fatiga repentina en el último mes, así como hipertensión arterial y zumbidos en los oídos.

“Siento como si no hubieran sido 15 meses, sino más bien como 15 años”, comentó sobre su tiempo en el cargo.

El ministro añadió que había “trabajado claramente en exceso” y que no se había sentido “completamente en forma” desde hace varias semanas. Su condición no era agotamiento, señaló, pero los médicos le recomendaron tomarse un descanso.

“En la crisis sanitaria más grave de las últimas décadas, la república necesita un ministro de Salud que esté al 100%”, dijo Anschober. “No lo estoy actualmente, y no lo estaré en las próximas semanas si no jalo el freno de emergencia”.

La pandemia no toma descansos, así que un ministro de Salud tampoco puede tomarlos”, señaló.