Foto: Especial
El dictamen aprobado por el INE detalla la 'galería' de trampas que Ríos Piter incurrió para simular un presunto respaldo a su candidatura. Ciro Murayama destacó que la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Electorales ya procesa una denuncia penal en su contra

Ciudad de México. Al acatar la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Instituto Nacional Electoral confirmó que el aspirante a candidato presidencial independiente, Armando Ríos Piter, no cumplió con los requisitos legales pero alertó que cometió cualquier cantidad de trampas: sólo el 13 por ciento de sus firmas eran válidas; la noche del 3 de enero registró 38 mil 741 apoyos, cuando el reporte de firmas entre las 22 y 23 horas fueron 67 por minuto –más de una por segundo- y a partir de las 23 horas fueron 93 apoyos por minuto.

El dictamen aprobado por el INE detalla la galería de trampas que Ríos Piter incurrió para simular un presunto respaldo a su candidatura: “ es importante destacar que hay cuatro jornadas extraordinarias que representan tasas de variación porcentual en el registro de apoyos de entre mil 250 por ciento y 2 mil 500 por ciento. Las variaciones coinciden con que, en fechas de celebración popular: 24 de diciembre, 31 de diciembre y 6 de enero los auxiliares que enviaban registros dejaron de hacerlo”.

Más adelante el dictamen detalla toda la operación fraudulenta de Ríos Piter: “En enero de 2018 se envió el mayor número de apoyos a través de la app: 736 mil 562 que representan 42 por ciento del total de apoyos enviados y un promedio de apoyos por día de 23 mil 760 por día. No obstante del total de apoyos enviados, sólo 32 mil 220 fueron válidos, es decir el 4% del total de apoyos válidos.

En este contexto, el consejero Ciro Murayama destacó que la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Electorales ya procesa una denuncia penal en contra de Ríos Piter y el INE avanza en el proedimiento sancionatorio contra Ríos Piter quien recientemente se adhirió a la campaña de José Antonio Meade, de la coalición Todos por México. Murayama detalló que a partir del 22 noviembre comenzó la operación ilegal de Ríos Piter, cuando del lento avance de recolección de firmas, comenzó una tendencia creciente con la particularidad que casi todos eran falsos.

Murayama agregó que del análisis estadístico que “nos presenta el proyecto es diáfano, a lo largo de los 127 días, Ríos Piter envió un promedio de apoyos válidos de mil 142, es decir, su desempeño siempre fue por debajo, por ejemplo, de los apoyos que logró María de Jesús Patricio quien envió 2 mil 109 apoyos válidos al día, o sea, un 54 por ciento más; la diferencia es que Ríos Piter mandó una media de apoyos inválidos de 112 mil 137 por jornada, el 86 por ciento inválido”.

El consejero señaló que durante el acatamiento de sentencia el INE recibió la descalificación más severa y más gratuita en la historia de la autoridad electoral autónoma, porque no se cuestionó un criterio, el sentido de una determinación, sino que se acusó al Instituto y a su personal de simular e inventar pruebas y manosear bases de datos. “Por supuesto, tal persona no presentó una sola prueba de sus afirmaciones, como corresponde en derecho a quien acusa”.

En su momento, el consejero Benito Nacif, dijo que el INE proporcionó las condiciones idóneas para que Ríos Piter pudiera cumplir con sus garantías de audiencia pero el aspirante no acudió a las audiencias. Por ello, se ratificó lo que previamente se había establecido, es decir, el incumplimiento del umbral de firmas que requería.