Foto: Luis Salcedo
Luego de la incertidumbre que se generó ante un posible rompimiento de equipos en la LMB, en Saraperos se mantienen a la expectativa, pero esperan que el grupo prevalezca

La Liga Mexicana de Beisbol ha dado muestras de división en días recientes al formarse “bandos” de organizaciones que aprueban o desaprueban el mandato de Javier Salinas, quien ha buscado darle una nueva cara al circuito con el objetivo de atraer a nuevos aficionados, sin embargo, los resultados no han sido los esperados, además de que existen otros temas que han causado inconformidad entre los equipos.

El “rompimiento”, según trascendió, inició con el aval de los equipos Acereros, Toros y Tecolotes, junto a sus dueños, para que Javier Salinas continúe al frente de la LMB; otras organizaciones, que se mantuvieron en anonimato, piden la salida del dirigente e incluso amenazaron con desafiliarse de la LMB; mientras que otros más prefirieron no tomar parte en alguno de los grupos. Saraperos, por su parte, con una nueva directiva al frente, se han decidido por tomar su propia postura y no dirigirse en ningún extremo, pues al ser una organización “nueva”, en reestructuración y aprendiendo, lo único que piden es unión.

“Estamos llegando a la Liga Mexicana (como directiva) y estamos observando todo lo que está pasando; obviamente no estamos de acuerdo, ni a gusto, en muchas situaciones, pero no estamos en un grupo porque nosotros tratamos de ver el beisbol de una manera unificada, que pueda trabajarse de la mano para que pueda crecer”, señaló Roberto Magdaleno, gerente deportivo de la Nave Verde.

“Entonces entendemos que la división siempre va a restar, nosotros lo que queremos es que las cosas se hagan bien y estamos conscientes de que ha habido varios errores y lo hemos expuesto, lo que nosotros no hemos considerado esté bien lo hemos expuesto en la asamblea, definitivamente. Esa es nuestra postura, tratar de sumar, de ver la forma de cómo podemos mejorar el beisbol”, añadió.

Pues lo que se veía como unificación y crecimiento de la LMB al llegar los Sultanes a la LMP, parece que hoy es todo lo contrario. Dueños aseguran que Salinas, “en poco tiempo”, ha hecho ver “conflictiva” a la LMB con disputas con la misma liga invernal del Pacífico y especialmente con las Grandes Ligas, situación que ya desencadenó en que la Probeis rompiera relaciones con el circuito veraniero.

“Hemos monitoreado el reciente desenvolvimiento de las acciones de la Liga Mexicana de Beisbol y nos preocupa en particular la mala relación que tiene la Liga con Major League Baseball”, indicó Edgar González, titular del organismo gubernamental.

Todo esto se desencadena por “una mala interpretación” del contrato, vigente por los próximos 2 años. En el punto III inciso C del convenio, se indica que la organización de la LMB no obtendrá pago por la venta y firma de un pelotero que “haya estado bajo contrato con el equipo de la LMB por menos de un año y que tenga menos de dos años residiendo en México.

“Hemos visto varias situaciones no muy correctas, por supuesto estamos molestos y a disgusto con la situación del convenio”, dijo Magdaleno Ramírez.

“En la junta anterior nos explicaron que estaban en una renegociación, que efectivamente había ocurrido algún error en la transcripción del contrato, que se había detectado y ellos (directivos de la LMB) estaban en la postura de acercamiento con Major League para buscar la corrección de esa cláusula, una cláusula que le hace muchísimo daño al beisbol, eso no lo podemos negar porque para nadie es un secreto que el detener la venta de los jugadores mexicanos al extranjero es un daño para la pelota mexicana, un daño para los jugadores. Y porqué digo detención, pues porque los equipos va a ser muy difícil que queramos vender jugadores a Estados Unidos si no nos quieren pagar; entonces eso va a lastimar mucho al desarrollo y el envío de jugadores al beisbol de Estados Unidos”, añadió.

Un equipo de MLB que firma a un pelotero le deberá dar 15 por ciento del valor total del contrato al equipo de LMB si es un jugador que va directo a Grandes Ligas, pero si se trata de Ligas Menores, el bono será de 35 por ciento. Sin embargo, también se especifican puntos para “elegibilidad” que tienen que ver con edades y experiencia que hacen muy costoso el desarrollo de talento.

“Javier (Salinas) dice que estaban en una renegociación y que pronto se iba a resolver, pero de esto estamos hablando de que fue en el Juego de Estrellas (entre el 14 y 16 de junio) la junta y hasta el momento no hemos sabido de alguna reunión que hayan tenido con el beisbol de las Grandes Ligas; hemos eschuchado comentarios de las Grandes Ligas, que están molestos, hemos escuchado comentarios de la gente de beisbol por parte del Gobierno también... entonces, eso no abona ni ayuda a la unidad, al crecimiento del beisbol”, comentó el gerente de Saraperos.

“Para Javier Salinas es muy importante aclarar todo este tipo de situaciones, porque de lo contrario sería un error muy fuerte que obviamente la Asamblea lo tiene que resolver”, sentenció.

DATOS

*Saraperos informó la contratación del pitcher derecho culichi Salvador Valdez con 15 campañas de experiencias en Liga Mexicana, firmado como agente libre.

*Aún es un tema muy polémico los acuerdos entre la Liga Mexicana de Beisbol y Grandes Ligas por la venta de peloteros jóvenes.