Hallazgo. Una de las víctimas fue localizada ahorcada en el patio de su casa durante la madrugada de ayer. | Foto: Juan Francisco Valdés
En ambos casos las víctimas fueron encontradas por sus hijastros y habían discutido con sus respectivas parejas

Dos personas se sumaron ayer a las víctimas de suicidio de la región Sureste del estado, haciendo un total de 30 en lo que va del presente año.

El primer caso ocurrió durante la madrugada en la colonia Miguel Hidalgo y el segundo en colonia Oceanía por la tarde.

SE DESPIDE 

Juan Antonio, de 34 años, antes de quitarse la vida la madrugada de ayer alcanzó a decirle a su hijastro que se cuidara; minutos después el menor lo encontró muerto.

La víctima 29 de suicidios en la región Sureste no dejó un recado póstumo. Todo ocurrió cerca de las 4:00 horas en el domicilio de calle 46, en la colonia Miguel Hidalgo.

De acuerdo con Ángel Yahir, hijastro de la víctima, su madre sostuvo un conflicto con Juan Antonio, luego este se dirigió a la puerta de la casa donde le dijo “cuídate” y añadió que iba a fumar al patio.

El joven no le respondió, pero después de 20 minutos, al ver que no volvía, fue en su búsqueda. 

En el patio encontró ahorcada a la pareja sentimental de su mamá y de inmediato salió corriendo a casa de un vecino para pedir ayuda.

Marcaron al Sistema de Emergencias 911 para que las autoridades tomaran conocimiento. Al amanecer, elementos de la FGE acudieron a tomar conocimiento del hecho.

SE DA UN TIRO

Alrededor de las 14:40 horas de ayer, el cuerpo de Eloy C., de 38 años, fue encontrado por su hijastro con un tiro y el arma a un costado en la vivienda ubicada en la calle Islas Carolinas.

El joven dijo que ingresó a la casa con las llaves, subió las escaleras y en el cuarto vio a su padrastro de rodillas recargado sobre la cama. De inmediato lo movió y recostó en el piso con la intención de ayudarlo, pero ya había muerto, por lo que dio aviso al 911. 

El hijastro declaró que alrededor de las 6:40 horas él y su madre discutieron; escuchó que Eloy le decía que la iba a matar, por lo que intervino y le pidió guardar el arma, luego salieron del domicilio. 

La víctima 30 de suicidio era mecánico y trabajaba en su taller.