Semáforo. La camioneta Nissan que conducía Diego Humberto Sánchez terminó con daños considerables. / Ulises Martínez
Ambos conductores se notaron confiados de que no pasaría nada

Aunque intentó frenar, Diego Humberto Sánchez López, de 33 años, no logró hacerlo por completo y terminó impactando un camión de carga que se le atravesó en el bulevar Eulalio Gutiérrez, a la altura de la entrada de la plaza comercial El Patio.

Diego circulaba por el bulevar Eulalio Gutiérrez con dirección a Jesús Valdés Sánchez a bordo de su camioneta Nissan con placas de circulación K56 AGJ del Distrito Federal, pero se le atravesó otro auto en el camino.

Se trata de la camioneta de carga Isuzu con placas de circulación UF 30 339 del estado de Sinaloa, la cual era conducida por Édgar Josué Martínez de la Peña, de 32 años, quien aceptó haber cometido el error.

Édgar dijo que pensó que tenía la luz del semáforo en verde y podía dar la vuelta en “u”, sin embargo al hacerlo quitó el derecho de paso libre a Diego quien a pesar de pisar el freno hasta el fondo no logró detener la camioneta.

Personal de la Cruz Roja atendió a los participantes del accidente, pero los involucrados no presentaban lesión alguna por lo que se solicitó por teléfono a las aseguradoras para tratar de llegar a un convenio por los daños.

IMPACTADOS
En otro caso, daños materiales considerables fue el saldo de un accidente automovilístico que se registró cerca de las 9:05 de la mañana en las calles de la colonia Josefa Ortiz de Domínguez, pues en el cruce del accidente no hay señalamientos.

Salvador Carrillo conducía un Ford Focus por la calle de Morelos y al llegar al cruce con Fray Vicente Santa María no hizo su alto, chocando contra una camioneta GMC conducida por Lamberto Regalado, quien tampoco hizo alto a su circulación.

Ambos conductores se notaron confiados de que no pasaría nada e inclusive ningún vehiculo por la calle que pensaban atravesar, y debido a esa creencia fue que no se esperaban el impacto.

La camioneta golpeó con su parte delantera del ángulo izquierdo la parte frontal del auto el cual se fue proyectado contra la banqueta, donde por fortuna no había personas que pudiera salir lesionadas.

Personal de la Cruz Roja acudió al lugar del accidente para valorar a los participantes, pero ninguno de ellos presentó más que el susto por fortuna, llamando a sus aseguradoras para determinar la responsabilidad y llegar a un convenio entre ambos participantes.