Pero no se puede decir... Que entre los pies se lleva a los "proveedores". Son negocios monclovenses a los que les adeuda más de doscientos millones de pesos, a los que está destinando a desaparecer, que por principio de cuentas no tienen un sólo "centavo", ni para cubrir las nóminas de su personal, por lo que urge un plan de emergencia entre el Gobierno de Coahuila y la empresa, para salvar esa grave situación por la que atraviesa la acerera, y sobre todo los "empleados" y obreros.