Pero no se puede decir... Que se dicen sus "verdades". En medio del luto que pasan las siete familias de los mineros que murieron en una mina del ejido Rancherías en Coahuila, el director de la CFE culpa del accidente al Ejecutivo coahuilense, quien ni tardo ni perezoso le contestó, poniéndolo en su lugar, pleito que apenas comienza, y que debe de pararse en seco, ya que los perdedores fueron los mineros fallecidos, después sus familiares y en seguida serán los coahuilenses, si sigue la contienda, porque Manuel Barlett, es uña y carne del presidente y "lleva" las de ganar.