La dependencia informó que realizó la primera permuta cruzada de valores gubernamentales en la historia. La nueva deuda vence entre 2022 y 2050

México realizó este miércoles un intercambio de deuda, en la que fue la primera permuta cruzada de valores gubernamentales en la historia.

"Con esta operación se buscó atender dos objetivos. Por una parte, suavizar el perfil de vencimientos de deuda del Gobierno Federal en moneda local sin incurrir en endeudamiento adicional. Por otra, mejorar la liquidez del mercado de deuda local ofreciendo a los inversionistas una gama más amplia de alternativas para el rebalanceo de sus portafolios", indicó la Secretaría de Hacienda en un comunicado.

La operación consistió en dos transacciones:

1) Subasta de recompra de valores gubernamentales. En primer término, se llevó a cabo la cancelación de deuda a través de una recompra a tasas de interés de mercado de Bonos M y Udibonos con vencimientos entre 2019 y 2021 por 70 mil 350 millones de pesos. La transacción tuvo una participación tanto de inversionistas nacionales como extranjeros.

2) Subasta adicional de colocación de valores gubernamentales por 67 mil 682 millones de pesos a tasas de interés de mercado con vencimientos entre 2022 y 2050. La demanda total de esta colocación fue de 104 mil 75 millones y también contó con la participación de inversionistas nacionales y extranjeros.

Así, se canceló deuda por 70 mil 350 millones de pesos (mdp) con vencimientos en 2019, 2020 y 2021 y se sustituyó por deuda con vencimientos entre 2022 y 2050, "sin incurrir en endeudamiento adicional", dijo Hacienda.

"Cabe mencionar que es el segundo monto máximo histórico intercambiado en el mercado local. Esta operación es congruente con el programa de consolidación fiscal y con la estrategia de deuda para reducir el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público", precisó.

La Secretaría que encabeza Arturo Herrera dijo que continuará monitoreando las condiciones en los mercados financieros para estar en posibilidad de aprovechar de manera recurrente ventanas de oportunidad que permitan seguir mejorando el perfil de vencimientos de la deuda pública."El Gobierno de México reitera su compromiso de utilizar el endeudamiento público de manera responsable y en congruencia con los objetivos de política pública necesarios para contar con finanzas públicas sanas, elemento indispensable para el crecimiento económico", concluyó.