Archivo
El mandatario llamó a todos a no permitir la corrupción y ninguno de esos males en su administración

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer el memorándum contra el influyentismo, la corrupción, nepotismo, el amiguismo y "de las lacras de la política del antiguo régimen", en el que pide no tomar la llamada ni recibir a sus familiares.

Por medio de un oficio con número Presidencia-016/06/13/19, el mandatario el mandatario llamó a todos: secretarios, directores de empresas o paraestatales y a los servidores públicos en general a no permitir la corrupción y ninguno de esos males en su administración.

"Todos estamos obligados a honrar nuestra palabra y cumplir con el compromiso de no mentir, no robar y no traicionar la confianza de los mexicanos", dijo.

"En consecuencia les reitero: no acepto bajo ninguna circunstancia, que miembros de mi familia hagan gestiones, trámites o lleven a cabo negocios con el gobierno en su beneficio o a favor de sus 'recomendados'".

El presidente López Obrador expresó que esa orden incluye a su esposa, hijos, hermanos, hermana, primos, tíos, cuñados, nueras, concuños, y demás integrantes de su familia cercana o distantes.

El titular del Ejecutivo advirtió que los servidores públicos no tienen la obligación de escuchar ni propuestas indecorosas y en el caso de sus familiares, ni siquiera recibirlos en sus oficinas o contestarles el teléfono.