Eglantina Canales, secretaria del Medio Ambiente | Foto: Vanguardia
La titular del área, Eglantina Canales Gutiérrez, informó que al día de hoy en todo Coahuila no se rebasan los límites en cuanto a la calidad del aire, pero no debemos de hacerlo nunca, reflexionó

Torreón, Coahuila. – La Secretaría del Medio Ambiente solicitó a las empresas e industrias el cumplimiento en la entrega de las cédulas de operación anual, con el propósito de tener un conteo que permita saber con exactitud que no se estén rebasando los límites permisibles de contaminación.

La titular del área, Eglantina Canales Gutiérrez, informó que al día de hoy en todo Coahuila no se rebasan los límites en cuanto a la calidad del aire, pero no debemos de hacerlo nunca, reflexionó.

Es un esfuerzo transversal entre los tres órdenes de gobierno, una de las situaciones que más impacta es la circulación de tantos vehículos y mientras el transporte público no sea eficiente, no se va a lograr mucho, por ello hay que caminar hacia otros medios de movilidad que no sea agresiva con el medio ambiente.

Hay que ir eliminando las causas de riesgo para prevenir lo que ahora está sucediendo en la Ciudad de México, en donde los niños no han salido a recreo por la mala calidad del aire, refirió.

Declarar una contingencia ambiental es sumamente complicado para la autoridad, en virtud de que se tienen que tomar una serie de medidas, como dejar de utilizar los carros, o bien que los niños no salgan para no exponerlos a un problema respiratorio.

Lo que tenemos que hacer para no llegar a esos límites es ser más cuidadoso del medio ambiente, un trabajo que todos debemos hacer, prevenir lo que todavía no ocurre, indicó.

Lo que ocurrió en Monclova es que los aparatos para medir la calidad del aire son muy sencillos y con cualquier baja de corriente eléctrica dejan de transmitir y lo que marcan es una contaminación máxima, y eso sucedió el domingo, un día en que el personal no acude a laborar y fue hasta el lunes en que corrigieron la falla.

También a lo que son muy sensibles estos aparatos es a la temperatura, y si cambia, dejan de transmitir, pero una contaminación como la marcó, ni la Ciudad de México la padece.