El joven cayó al suelo poco después de morder la salchicha durante su almuerzo

Estambul, Turquía – Un joven de nueve años se encontraba almorzando un aparentemente inofensivo hotdog durante su receso, sin tener en cuenta que esto casi lo llevaría su muerte.

Según médicos de Estambul, la mordida que dio el chico desencadenó un evento cardiaco casi letal que reveló un problema oculto dentro de su corazón.

Según un reporte del 6 de septiembre en la revista Pediatrics, el corazón del joven turco dejó de bombear sangre, provocando que se desmayara luego de comer la salchicha.

Afortunadamente, asistencia médica arribó en poco tiempo y “le aplicaron el desfibrilador y lo reanimaron durante 30 minutos”, según el equipo dirigido por el doctor Isa Ozyilmaz, cardiólogo pediátrico.

Tras llevar al joven a la evaluación pediátrica, lo remitieron a la clínica de Ozyilmaz debido a lecturas “sospechosas” de su ritmo cardiaco, y tras pruebas posteriores, se descubrió que el chico sufría de una afección del ritmo cardiaco llamada síndrome de Brugada.

Ahora, el joven deberá contar con la ayuda de un desfibrilador cardiaco implantado para ayudarle a controlar el pulso de su órgano vital.

"El síndrome de Brugada es una afección relativamente rara que afecta al sistema de conducción [eléctrica] del corazón" explicó la doctora Sophia Jan, especialista pediátrica de Nueva York “El mayor peligro del síndrome de Brugada es que puede hacer que el corazón desarrolle ritmos irregulares peligrosos que pueden conducir a una muerte repentina” comentó.

foto: internet

Entonces, ¿cómo es que comer una salchicha provocó el súbito ataque cardiaco al chico? La doctora Jan explicó:

“Cuando este chico con el síndrome de Brugada le dio un gran mordisco al perro caliente, probablemente se atragantó un poco con la salchicha, provocando la activación de nervio vago [encargado de la frecuencia cardiaca], y en consecuencia se desencadenó se desencadenó un ritmo irregular en su corazón”

Este síndrome suele permanecer dentro de la familia, por lo que los médicos de Estambul procedieron a realizar pruebas cardiacas a los padres y a su hermano, lo cual llevó a diagnosticarlo a él también con el síndrome de Brugada.

Para evitar futuros incidentes, los jóvenes deberás evitar actividades como beber en acceso, tener una fiebre alta, consumir ciertos medicamentos, y entre otras.

Con información de Debate.com