Jesús Seade Kuri, subsecretario para América del Norte de la SRE | Foto: Milenio
En el nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, es urgente se trabaje en el cómo de la regla de origen automotriz, indicó Jesús Seade, subsecretario para América del Norte

Antes de la entrada del Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) es urgente que México trabaje en las reglamentaciones uniformes, que es la forma y el cómo se debe cumplir con las reglas de origen el sector automotriz, indicó Jesús Seade, subsecretario para América del Norte.

Explicó que las reglamentaciones uniformes deben traducir al detalle cuales son los compromisos tomados en la negociación en reglas origen; por ejemplo, cómo cumplir con 70 por ciento de acero de la región, si se va a contabilizar por vehículo, por modelo o empresa.

“Hay muchas formas de interpretar un compromiso global, lo mismo el costo total”, por ello el subsecretario dijo que es vital trabajar en estas reglamentaciones. 

En su participación en el foro Automotive Logistics expuso que antes de que el T-MEC entre en vigor se tendrán que hacer 20 cosas, entre ellas las reglas de procedimiento, reglamentaciones uniformes, así como también se tiene que acordar la lista de panelistas para resolver controversias, todo, a cargo de la Secretaría de Economía.

Seade comentó que la industria automotriz en México le ha manifestado su preocupación en torno a la definición de esta reglamentación y reconoció que se requiere una mayor comunicación del gobierno y de Economía con la industria.

Dijo que su compromiso con el presidente Andrés Manuel López Obrador fue negociar el T-MEC, pero su implementación necesita un equipo de expertos textiles, energéticos, por ello, insistió que es vital que se definan estas reglas, a cargo de la Secretaría de Economía.

Explicó que México ratificó el nuevo acuerdo comercial, lo publicó en el Diario Oficial de la Federación, pero no ha enviado una carta de notificación a Estados Unidos ni Canadá para decir que ya completó el proceso. 

“Cuando se intercambien esas cartas ya nadie detiene al tren, entra en vigor en dos meses y medio, es decir, el primer día del tercer mes”, finalizó.