Foto: Omar Saucedo
El equipo saltillense deberá aprovechar los juegos en casa esta semana para seguir soñando con la postemporada

Los Saraperos de Saltillo están lejos de los puestos de playoffs, en este momento a 8.5 juegos al menos del juego de comodín ante el cuarto lugar que tiene Tijuana —la diferencia máxima entre cuarto y quinto son 3 juegos para que pueda realizarse ese encuentro— y aun más lejos están del líder Sultanes (a 17.5), sin embargo las esperanzas de postemporada siguen vivas para la Nave Verde.

Por lo pronto, el conjunto de la capital de Coahuila debe concentrarse en esta semana, donde recibirán a los Olmecas de Tabasco y los Rojos del Águila de Veracruz, dos equipos que han tenido una campaña igual de complicada que los Saraperos, incluso peor.

La novena dirigida por “Paquín” Estrada está obligada a sumar la mayor cantidad de triunfos posibles ante ellos, de ser posible los 6 encuentros, lo que mejoraría el panorama de los coahuilenses para tratar de recortar diferencias.

Si bien es cierto que los rivales de la Zona Norte que Saraperos pretende alcanzar también tienen series “cómodas” esta semana, en lo que el conjunto saltillense debe enfocarse es en sacar triunfos primero, depués ya podrán voltear a ver cómo le fue a sus rivales directos.
La clave en los últimos triunfos de la Nave Verde ha sido un balance a la ofensiva y defensiva, es decir, que la artillería le de el respaldo necesario a sus serpentinas para poder mantener ventajas o remontar marcadores adversos.

De forma lamentable, son más las veces que el equipo sólo responde a medias, es decir, muchas veces el pitcheo logra mantener la distancia con los rivales, pero la ofensiva no logra responder con carreras y las derrotas son con pizarras de pocas carreras, pero descalabros a final de cuentas.

Mientras que en otras ocasiones, igual de desafortunadas, la artillería brilla y hace un buen número de anotaciones, pero el pitcheo sale descotrolado y son recibidos a palos por el rival, otra de las fórmulas negativas para que el equipo siga sumando tropiezos.

Los pilares a la ofensiva
El line up de Saltillo fue modificado por “Paquín” Estrada y parece que le resulta positivo rotar como designado y emergente a Del Campo y Quintero, además de la llegada de un buen cañonero que hasta el momento ha respondido en los 3 encuentros en los que ha participado, Eliezer Alfonso, quien inyectó de poder la ofensiva sarapera.

“El Matatán” tiene apenas 12 turnos, en los que suma 4 carreras anotadas y 5 producidas gracias a 5 hits, 3 de ellos palos de vuelta entera.
Junto a él, los otros extranjeros, Justin Greene, Mario Lisson y Nick Van Stratten, siguen siendo referentes en el ataque sarapero, al igual que los mexicanos experimentados Chris Zazueta, Luis Borges, Bernardo López y Francisco Ferreiro.

El que no pasa desapercibido es el líder en el terreno de juego, quien no sólo guía el pitcheo, sino que ahora muestra que aún tiene potencial a la ofensiva, se trata de Jonathan Aceves, quien ha respondido con el madero a la hora cero.

La rotación ante Tabasco
Santiago Gutiérrez se mantiene en la rotación de abridores; Línder Castro, quien no arrancó la campaña por lesión, vuelve a mostrar su buen nivel; mientras que Fernando Pérez-Abreu ha recibido la oportunidad por parte de “Paquín”, ellos serán los encargados de enfrentar a los Olmecas desde la lomita.