Antonio Ruiz
El Instituto Electoral de Participación Ciudadana de Coahuila entregó las constancias a los 31 ganadores del Tercer Parlamento Juvenil Coahuila 2008, que se desarrollará en el Congreso del Estado el día de hoy.
Los consejeros Jacinto Faya Viesca, Jesús Héctor de la Garza Villarreal y Carlos Alberto Arredondo Sibaja proporcionaron las constancias de mayoría a los estudiantes de educación media y superior, y ahora legisladores juveniles, en ceremonia desarrollada en el IEPC.

Al hacer uso de la palabra, el consejero Carlos Alberto Arredondo Sibaja señaló que la mayoría de los integrantes de Parlamento Juvenil están a punto de cumplir los 18 años de edad.

"Esto implica no sólo acudir a los módulos del IFE a tramitar y obtener la credencial de elector, para poder ir a los antros y hacer cosas que hacen los adultos y que hasta hoy les están prohibidas, sino que también implica acceder al pleno disfrute de los derechos individuales, pero también a la responsabilidad de defender todos los días y de ensanchar las fronteras de la vida social".

Recalcó a los muchachos que cuentan con el privilegio de participar en un ejercicio que les hará ver la responsabilidad que conlleva la participación en la vida pública.

"Aprovéchenlo, decídanse a no apartarse de ese camino a partir de hoy, y decídanse a convertirse en auténticos ciudadanos que ayuden a sus conciudadanos a ensanchar las fronteras de la libertad para que todos podamos ser miembros de una sociedad integrada por ciudadanos felices", expresó.

A nombre de los legisladores juveniles, Cyntia Isabel Solís Maltos señaló que "lo más importante es la experiencia que sembrará en nosotros la inquietud por convertirnos en factores de cambio en nuestra sociedad.

"Porque ser diputados juveniles y representar a los jóvenes de cada unas de las regiones del Estado es un compromiso que asumimos con gusto, porque deseamos demostrar que nosotros también tenemos inquietudes y nos preocupamos por nuestro Estado".

El objetivo del Tercer Parlamento Juvenil es realizar un foro donde los jóvenes coahuilenses, que cursan el bachillerato, puedan expresar su opinión y propongan soluciones a la problemática de su entorno familiar, escolar, social y cultural a través de un esquema de trabajo legislativo, en un ambiente democrático y de respeto con su participación en las actividades que realizan los diputados del Congreso del Estado.