Notimex
Sousse, Tunez.- La baja del mediocampista Lass Diarra de la Selección de Francia ha unido más al grupo, aseguró Abou Diaby, quien lamentó que su compañero no pueda tomar parte de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.
El jugador de Real Madrid fue dado de baja del equipo galo hace dos días, debido a que presenta una enfermedad llamada Drenapanocitosis, la cual es genética y no tiene cura. Este mal afecta a los glóbulos rojos y a la hemoglobina.

Se pueden presentar crisis con intensos dolores y necesidad de oxígeno en la práctica de algún deporte, por lo que en caso que se den de una manera constante llega a ocasionar un daño a los pulmones, riñones y el sistema nervioso.

Ante esta situación, Diaby reconoció que ha sido un fuerte golpe para Diarra y para el resto del equipo.

`Es duro para Lass porque estamos muy cerca del Mundial y se esperaba que pudiéramos vivir una gran aventura juntos, pero su desgracia ha ayudado más a la unión de grupo`, apuntó Diaby.

El también mediocampista, miembro del Arsenal de la Liga Premier de Inglaterra aceptó que su objetivo al integrar la lista de 23 jugadores del equipo galo es tener muchos minutos sobre la cancha, pero que de no hacerlo apoyará de cualquier manera para alcanzar los objetivos planteados.

`Lo más importante para mí no es jugar, es para que el equipo gane. Por supuesto que prefiero jugar mucho, pero si no lo aceptaré y voy a hacer mi mejor esfuerzo para ayudar`, destacó.

Finalmente, Abou Diaby afirmó estar `orgulloso por ser parte de este grupo en el que hay un gran ambiente y, aunque no hablo mucho, me llevo muy bien con todo el mundo`.