Foto: Emilio Vásquez/Vanguardia
El Universal
Tuvieron que abrir las seis albercas del municipio de Santa Catarina para que la gente se surtiera
Más de 110 mil habitantes de Santa Catarina, y de otros municipios de la zona metropolitana de Monterrey, cumplen cuatro días sin agua por los daños que provocó el huracán Alex al sistema hidráulico, por lo que comenzaron bloqueos de calles y el "asalto" a pipas para protestar por la falta del líquido, informaron autoridades.

El total de personas que actualmente están sin agua en los nueve municipios de la zona metropolitana suman 210 mil, por lo que desde anoche vecinos de colonias de Santa Catarina bloquearon calles y exigieron a las autoridades les repongan el servicio.

Luis Reyes, director del Instituto del Deporte de Santa Catarina, informó a EL UNIVERSAL que tuvieron que abrir las seis albercas del municipio para que la gente se surtiera de agua.

Reyes precisó que las albercas contenían alrededor de 500 mil litros de agua, pero después de dos días de saqueo, ahora registran menos de 150 mil litros y prevén que se termine para el lunes.

Añadió que en diversas colonias de municipio los vecinos están "asaltando" a alrededor de 25 pipas que intentan suministrar el vital líquido.

Emilio Rangel Woodyard, director general del Servicio de Agua y Drenaje de Monterrey, precisó que 200 mil tanques, con capacidad para almacenar un millón 400 mil litros, ubicados en distintos puntos de la zona metropolitana, carecen de agua.

El funcionario agregó que los daños provocados por el huracán Alex son de "magnitudes inesperadas" ya que afectó partes de los 10 mil kilómetros de tuberías que surten a la ciudad, un acueducto que traslada agua desde la Presa la Boca y los pozos en la Huasteca.

Rangel Woodyard destacó que las zonas más afectadas son municipios del poniente de la zona metropolitana como Santa Catarina y García donde hay alrededor de 170 mil habitantes sin agua y el sur de la ciudad con 40 mil personas que carecen del líquido.

Vecinos de colonias de Santa Catarina comenzaron desde anoche el cierre de avenidas para protestar por la falta de agua.

Además en diversas colonias marginadas se denunció que garrafas de 19 litros que normalmente tiene un precio de alrededor de cuarenta pesos se están vendiendo hasta en 150.

Las tiendas de autoservicio han registrado compras de pánico y en muchos locales ya no cuentan con el producto.

"Tenemos dos mil 200 trabajadores y 400 vehículos trabajando para restablecer el servicio", dijo Emilio Rangel.

Añadió que prevén que los sectores afectados en el sur de la ciudad cuenten la tarde del domingo con el servicio pero sólo al 50 % de su capacidad.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, aseguró que están ""haciendo nuestro máximo esfuerzo" para restablecer el servicio de agua".

"Estamos preocupados y ocupados. Le pedimos a la población que esté lo más calmada posible para enfrentar esa situación", concluyó Rodrigo Medina.

Por otra parte, se informó que en las últimas horas se localizaron dos cadáveres de personas que fueron arrastradas por corrientes de arroyos y ríos que se desbordaron por lo que suman once los muertos que provocó el huracán Alex.