Notimex
El mercado accionario mexicano cerró con una con una caída de 1.09%, arrastrada por Wall Street, derivado de una toma de utilidades
La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró lasesión de este jueves con una caída de 1.09%, arrastrada por WallStreet, derivado de una tomada de utilidades ante la racha alcista delos días previos.

El Indice de Precios y Cotizaciones (IPC) , su principal indicador,restó 337.79 puntos para cerrar en 30 mil 759.85 unidades, con lo querompió su racha positiva de siete días, luego que ayer fijó un nuevomáximo en el año.

El analista de mercados de Bursamétrica, Juan José Gutiérrez de Aragón,dijo que la baja de este jueves en el IPC respondió a una toma deutilidades, tanto en la plaza bursátil mexicana como en Wall Street,luego de los avances consecutivos de los últimos siete días.

A ello se sumó el desencanto por parte de algunos inversionistas sobrelos comentarios de Wal Mart, en el sentido de que sus resultados a finde año podrían no ser los esperados por Wall Street.

También influyó la caída en el precio del petróleo y sus commodities,ante el aumento de los inventarios de Estados Unidos y la recuperacióndel dólar frente a las divisas duras, como el euro, la libra y el yen,agregó.