Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Ángel, el menor saltillense que recibió la primera cirugía bilateral de implante en México para mejorar su audición

Coahuila
/ 21 enero 2022

La doctora Guadalupe Montes en conjunto con su equipo de médicos y especialistas en implantes focleares y auditivos de Saltillo llevaron a cabo el primer tratamiento con cirugía bilateral de implante activo de conducción ósea Bonebridge.

Ángel David Camarillo Elizalde es un pequeño de 14 años que ha sido intervenido con un tratamiento para mejorar su audición en la clínica Santa Elena de Saltillo.

En diciembre de 2021 se le practicó una cirugía bilateral de implante de conducción ósea activa transcutánea Bonebridge, misma que es la primera en realizarse en todo el país.

Como lo había publicado VANGUARDIA, previo a la activación de los dispositivos externos, se le colocaron dos implantes auditivos transcutáneos, mismos que permiten transmitir las ondas de sonido a través de vibraciones que ocurren en el hueso hasta el caracol del oído donde se encuentra un nervio sano.

La creación de estos implantes se realizó en Austria y su comercialización la lleva a cabo la compañía especialista en audición, MED-EL.

Aquí en Saltillo, en los últimos tres años, la doctora María Guadalupe Montes Dorantes y su equipo de doctores, empezaron a colocar este tipo de implante, especialmente con pacientes que viven con Microtia atresia, que es una malformación de la oreja y del conducto auditivo.

$!La sesión de ajuste del tratamiento tuvo una duración de aproximadamente una hora y media en la que se modificaron los programas uno a uno, de acuerdo al gusto de Ángel.

Leer más: Saltillo le aplaude a Guadalupe, la doctora que realizó gratis una cirugía única en México

Montes Dorantes explicó a VANGUARDIA que, hasta hace unos meses se pensaba que solamente se requería de un solo implante para mejorar la audición, sin embargo, esta idea se modificó con el caso de Ángel, a quien se le practicó la primera cirugía bilateral, es decir, con dos implantes.

En el tratamiento participó la doctora Úrsula Gutiérrez (audióloga), la doctora Karla Torres (anestesióloga), el doctor Antonio Ramírez Alba, (neurocirujano), además de la doctora Guadalupe Montes, especialista en otorrinolaringología y cirujana de implantes.

El caso de Ángel, de acuerdo con la audióloga Úrsula Gutiérrez, ya ocurrida la cirugía realizada por la doctora Montes, se dejó pasar un mes aproximadamente para que los tejidos que se intervinieron cicatrizaran, y, posterior a esto, se realizó el encendido de los dispositivos.

“Ángel es un chico muy experimentado porque él ya había utilizado otro tipo de ayuda auditiva, ahorita él está reconociendo los sonidos que escuchaba antes; lo que realizamos en este momento es dejar la audición como a él le guste más, se enciende el aparato y se hace una prueba de sonidos para ver cómo estaba escuchando y después, con el software hicimos ciertos ajustes en cada uno de los sonidos”, explicó.

Añadió que los dispositivos que se le colocaron a Ángel cuentan con un procesador interno que permiten colocar varios programas a través de un computador que le ayudarán a escuchar el ambiente sonoro o acústico de acuerdo al lugar donde él se encuentre.

Te puede interesar: “Me dijeron que no iba a poder”: doctora saltillense que realizó una cirugía única en México

“El programa uno es escuchar el día a día, el dos, lo que hace es que quitan todo el ruido de fondo y solo enaltecen el lenguaje, este es un plus que tienen estos dispositivos y el programa tres es para ver la televisión o escuchar música ya que proporciona un ambiente sonoro cómodo para eso”, explicó la audióloga.

La felicidad de escuchar

Al término de la sesión, Ángel se mostró feliz de poder percibir las voces de su mamá, su papá, su hermano y del equipo de doctores que le facilitaron el tratamiento.

Igualmente, compartió con VANGUARDIA su experiencia a lo largo del procedimiento médico que llevó unos años antes de que se le practicara la cirugía bilateral de implante de conducción ósea activa transcutánea Bonebridge.

Hace cuatro años me pusieron unos implantes que en su época eran los más nuevos. Creo que se llamaba BASA, poco a poco fui creciendo con ese aparato pero llegó un momento en que se me infectaba mucho la piel, se me encarnaba la piel, era muy doloroso y me pasó muchas veces pero cuando tenía 13 años nos recomendaron el aparato de MED-EL ya que los aparatos viejos ya no me servían”, expuso Ángel.

Explicó que el tratamiento con los dispositivos de MED-EL le brindarán una mejor calidad de vida ya que con el aparato anterior no podía bañarse con agua caliente ni realizar distintas actividades, lo que dificultaba su desarrollo.

“Empezamos el tratamiento con MED-EL en octubre y me operaron el 16 de diciembre y estábamos esperando este día para que me pudieran poner la audición, es algo padre, maravilloso, me siento bien, escucho fuerte, me siento evolucionado, es algo diferente y ya no voy a vivir preocupado de que se me va a infectar la piel”, dijo, con alegría en el rostro.

Cabe decir que Ángel podrá utilizar estos implantes hasta dentro de diez o veinte años ya que se espera que la tecnología auditiva cambie para ese entonces, de acuerdo con las indicaciones que le fueron proporcionadas al menor.

$!Los padres de Ángel señalan que es un joven positivo y que ahora su calidad de vida ha mejorado, gracias a la ayuda de la Dra. y su equipo médico.

Mónica Elizalde, mamá de Ángel David, se mostró entusiasmada y con lágrimas en los ojos dijo a VANGUARDIA que el proceso médico ha sido difícil, sin embargo, el ver a su hijo sano y avanzando en su tratamiento, es una de las mejores experiencias que le ha podido brindar el equipo de la doctora Guadalupe Montes.

Relacionado: Saltillo; para la doctora Guadalupe, la pasión por ayudar es su motor

Es algo muy difícil y yo te lo digo como mamá, el ver a tu hijo que no lleve una infancia normal pues duele mucho, se te hace chiquito el corazón, pero Dios ha puesto personas muy buenas en el camino y aquí estamos dando gracias a la doctora Montes y a Dios porque la calidad de vida de Ángel se ha modificado”, expresó.

Su papá, Luis Alberto Camarillo, apuntó que aunque el proceso ha sido difícil, la familia del menor ha puesto amor y paciencia en el tratamiento, “Dios no nos ha dejado nunca y ha tocado los corazones de muchas personas, estos son aparatos muy costosos y yo no hubiera podido solventarlos, gracias al Ingeniero Manolo Jiménez y a su esposa que nos apoyaron para que esto se lograra, estamos muy agradecidos”;

Ángel tiene una actitud muy bonita, es un niño que nos enseña mucho porque a veces estamos apachurrados y él es el que nos dice que vayamos adelante, le saca el lado positivo a las situaciones”, concluyó.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio