Aracely Chantaka
Monterrey, N. L.- Gracias al ritmo latino, el grupo universitario El Tigre puso a bailar a quienes se dieron cita en el Fórum
Los ritmos del altiplano, del Caribe y todo México, a través de temas tradicionales como "La Misión" que habla de la conquista de nuestro continente, o tan festivos como "El Cuarto de Tula", fueron interpretados por el grupo El Tigre.

El grupo de música tradicional de la Universidad Autónoma de Nuevo León se presentó en la zona Latidos del Mundo del Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007, la noche del martes.

La noche era fría, sin embargo los artistas se encargaron de calentar el ambiente con más de 15 temas, que formaron parte de su repertorio.

Maestros en el arte de tocar instrumentos tradicionales de cada región, los integrantes de El Tigre abrieron su presentación con "Cerdos Salteños", un tema del norte de la República Argentina, específicamente de la región quechua.

Sin embargo, ese nada más fue el comienzo de un desfile de temas tradicionales que han alegrado el oído y los corazones de los pobladores de América Latina por varias generaciones.

"La Misión" fue el segundo tema de la velada, y forma parte de una película protagonizada por el actor Robert De Niro, que aborda la conquista de América Latina.

La presentación del grupo de música tradicional de la UANL logró reunir a un escaso público, que aplaudió el virtuosismo de sus músicos, al punto que uno de los asistentes al concierto gritó: "Son unos chin.. de la música".

Después del repaso por la música de Los Andes, que también incluyó canciones como "El Cóndor Pasa", el viaje musical llegó hacia la región más caliente de este continente: Cuba.

Apoyados por los instrumentos tradicionales que dan vida a la música de esa tierra como el trecillo, que es muy similar a una guitarra, pero de tres cuerdas dobles; las congas, bongos y cencerros, los músicos interpretaron temas como "El
Cuarto de Tula", original del desaparecido músico Compay Segundo.

Claro que el merengue de la República Dominicana no podía quedarse fuera de la fiesta musical y se hizo presente con "Caña Brava".

La audiencia respondió muy bien a los músicos que hasta se dieron el lujo de realizar unos pasitos de baile.

La música tradicional mexicana era una parada casi obligada. "Jesusita en Chihuahua", una pieza que fue escrita en 1914 por Quirino Mendoza y Cortéz, arrancó gritos de júbilo a la audiencia.

La geografía de nuestro país es muy vasta, sin embargo a través de la música parece volverse más cercana. Con las piezas tradicionales de cada región, interpretadas por El Tigre, fue posible recorrerla en una abrir y cerrar de ojos.

De Tabasco, interpretaron de manera magistral "El Gusanito", un tema para el cual se utiliza la flauta chontal, que entre las flautas indígenas es muy especial porque posee toda la escala musical, mientras que las demás como la papanteca o xapoteca, nada más son pentafónicas.

La región de La Laguna no podía ser ignorada durante esa velada y los músicos interpretaron "Yo Ya Me Voy", un tema representativo del cardenche, un género que floreció hace dos siglos, pero que no se conoce mucho en el resto del país.
Para este tipo de interpretaciones no se utiliza música, se canta a capella, y las voces se designan de manera distinta, según su tesitura: grave (marrana), aguda (la del arraste) y la intermedia (basurero).

La presentación de El Tigre fue del agrado de la audiencia que gozó de cada una de sus interpretaciones, de esa música tradicional que se niega a morir a pesar del inexorable paso del tiempo.